Una nueva oleada de cubanos que huyen de la Isla y se internan en una peligrosa travesía por Centroamérica ha desatado una crisis migratoria en los primeros meses de 2019, luego de que en enero de 2017 el ex presidente estadounidense Barack Obama derogara la política «pies secos/pies mojados» que concedía beneficios migratorios a los isleños, no muchos antillanos se lanzaban al mar, o estaban dispuestos a atravesar la selva para llegar a EEUU, sin embargo este año esto ha cambiado.


Un vídeo del portal de noticias Cubanos por el Mundo muestra a un grupo de cubanos atravesando la selva conocida como el Tapón del Darién, la región más intransitable y peligrosa de América Latina, en la frontera entre Colombia y Panamá.

En el material los migrantes cubanos hallaron a un compatriota suyo, que le había dado un infarto y perdió la vida instantáneamente, los isleños grabaron el suceso y siguieron su rumbo con la esperanza de llegar al norte y solicitar asilo político.

«Los bichos se lo están comiendo», mencionó un antillano mientras grababa la desagradable escena.

Hace poco menos de una semana unos 400 cubanos que estaban albergados en Panamá recibieron un certificado médico de las autoridades, para seguir su travesía hacia la frontera con Costa Rica, y de ahí seguir rumbo a EEUU.


Cientos de cubanos han perdido la vida huyendo de la dictadura castrista, ahogados en el estrecho de la Florida, o en difíciles travesías por tierra.