Derrumbe parcial a cuadras del Capitolio habanero/Imagen tomada de Diario de Cuba

En la madrugada del pasado lunes mientras dormían los vecinos de un antiguo edificio, emplazado en la calle Teniente Rey no. 355 entre Villegas y Aguacate, en La Habana Vieja, colapsó el baño de una de las viviendas, que antiguamente era de uso común para todo el piso, los residentes lo sintieron como un fuerte estruendo, informa Diario de Cuba.


Neglis Guerrero, una de las residentes de la edificación, quien está embarazada, explicó que de inmediato llamaron a las autoridades, pero ni oficiales de la policía, ni nadie del Gobierno se ha llegado al lugar.

«Este edificio está considerado inhabitable desde hace décadas, pero para nosotros es imposible repararlo en su totalidad», comentó.

Según Guerrero, las viviendas además de pequeñas tienen filtraciones, «nos encontramos ahora en total desamparo, porque no hemos recibido ninguna atención», puntualizó.

Ahora el inmueble a escasas cuadras del Capitolio habanero, permanece custodiado por la policía, y tiene varias cintas amarillas a su alrededor.


También se han detectado nuevos casos de Covid-19 en varias manzanas del área.

Son 14 personas en total los damnificados por este derrumbe, cuatro familias con cuatro menores de edad.

De acuerdo a otra afectada, Mercedes Castillo, «lo único que han hecho es vendernos comida cruda en la puerta de la casa debido al brote de coronavirus, pero no tenemos agua. Pedimos trasladarnos para un círculo infantil cercano, pero los trabajadores de allí no aceptaron».

«No sabemos qué hacer, porque no nos dan una solución y de aquí no nos podemos mover sin nuestras pertenencias, porque nos las roban», agregó.

Para colmo el lunes algunas familias de la zona organizaron una protesta en la calle para exigir que retiraran los restos de escombros que cayeron sobre sus casas.

De igual modo hay límites de movimiento por la situación con la pandemia.

Mirielis Guerrero, otra de las residentes en el edifcio de Teniente Rey, dice que «a cada rato a este edificio se le cae un pedazo de pared o aparece una nueva filtración»

«La familia que vivía en el tercer piso se vio obligada a abandonar esa casa debido a su pésimo estado constructivo. Tenemos mucho miedo de que si no salimos de aquí nos pueda pasar algo peor», concluyó.