El Gobierno cubano sigue sin hablar de los apagones (Imagen de archivo)

Mientras el Gobierno cubano asegura tomará «medidas internas» para ahorrar combustible y así «evitar afectaciones» a la población y a la economía del país, a lo largo y ancho de la Isla se hacen sentir los apagones que recuerdan el Período Especial de los años ’90 del pasado siglo, reporta Diario de Cuba.


En un discurso este sábado que cerró el tercer Periodo Ordinario de Sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el designado gobernante Miguel Díaz-Canel expresó: «ha existido déficit con la importación de combustible, lo que nos ha obligado a establecer medidas de restricción interna para su consumo, evitando en lo posible afectaciones a la población y a las principales producciones y servicios de la economía».

«En este contexto, adquiere mayor importancia el ahorro y el control, para poner cada litro donde más se necesita», añadió.

Sin embargo, aseveró que pese a «las tensiones con el combustible, se ha respaldado la generación de energía eléctrica» y «se trabaja para garantizar esta durante el verano».

No obstante las quejas de la población parecen desmentir la gestión de la que habla el sustituto de Raúl Castro al frente de Cuba, según el usuario de Twitter, Javier López, la provincia de Camagüey lleva prácticamente una semana con afectaciones al servicio eléctrico de tres a cuatro horas diarias, sin que se avise a los pobladores previamente.


El sindicalista independiente Iván Hernández Carrillo dijo el sábado, que las provincias de Artemisa, Matanzas, Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus, Las Tunas, Holguín y Santiago de Cuba se quedaron sin corriente casi en su totalidad.

En La Habana y Pinar del Río también se reportan quejas en referencia a los cortes del fluido eléctrico.

Al tiempo que la Unión Eléctrica permanece en silencio, como también lo hace el Gobierno.