Western Union Cuba/Imagen de archivo

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo explicó a través de un documento que «Cuba es el único país en el hemisferio donde las fuerzas militares se quedan con una parte de las remesas». El jefe de la diplomacia estadounidense dijo «además, el régimen cubano obliga a los cubanos a usar las remesas que les quedan para comprar artículos con sobreprecios en tiendas que controla el Gobierno», informa Diario de Cuba.


Por lo que según las nuevas normas anunciadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro, quieren «excluir a las fuerzas militares de Cuba del proceso de envío de remesas» a la nación caribeña.

Al entrar en vigor los cambios en las «Reglamentaciones sobre Control de Activos Cubanos (Cuban Assets Control Regulations, CACR), las personas sujetas a la jurisdicción de EEUU ya no estarán autorizadas a procesar el envío de remesas hacia Cuba o desde este país que involucren a entidades o subentidades incluidas en la Lista Restringida de Cuba establecida por el Departamento de Estado», indicó la comunicación pública.

Washington busca que las remesas que se envían desde EEUU no pasen por los canales de entidades y subentidades vinculadas a la élite militar cubana, que se dedica a oprimir al pueblo.

Las regulaciones entrarán en vigor pasado un período de 30 días, cuando se comenzarán a implementar de manera técnica. Las mismas empezarán a aplicarse a partir del próximo 27 de noviembre.


El Gobierno estadounidense puntualizó será posible seguir enviando remesas a Cuba, pero sin que estas pasen por el control de GAESA.

La más reciente decisión de Washington afecta a la Western Union, y a más de la mitad de la mitad de las empresas de envíos de dinero que tienen vínculos con GAESA y FINCIMEX.

Asimismo el documento recuerda que «EEUU apoya el principio de que los cubanos deben tener la posibilidad de prosperar y ayudar a sus familias sin que los militares cubanos usen a su arbitrio sus ingresos en moneda fuerte. El Gobierno y las fuerzas militares de Cuba han creado un sistema que se apropia de la moneda fuerte a través de mecanismos financieros operados por las fuerzas militares, como FINCIMEX y AIS, y toma una porción de las remesas que los ciudadanos comunes de Cuba reciben desde el exterior, incluidas las provenientes de Estados Unidos».

De igual modo manifestó que el Gobierno norteamericano continuará apoyando al pueblo de Cuba «que aspira a tener un Gobierno democrático y merece que se respeten sus derechos humanos».