Silvio Rodríguez quiere saber «quiénes son los compañeros responsables de que no se haya cambiado todo lo que se ha debido cambiar» en Cuba/Imagen tomada de redes sociales

El trovador Silvio Rodríguez quiere encontrar a los responsables de que los cambios en Cuba no se den, el artista, ex diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), pidió a los que leen su blog Segunda Cita, exponer sus criterios e hipótesis.

«Me gustaría saber quiénes son los compañeros y compañeras responsables de que no se haya cambiado todo lo que se ha debido cambiar, después de dos congresos del PCC, los Lineamientos y una Constitución», escribió en la web.


«Quiénes, con nombres, apellidos y cargos, representan esa corriente de freno en las altas esferas. Me gustaría conocer sus argumentos. Sería justo que se identificaran. Sería digno de su parte, puesto que seguro están defendiendo lo que honestamente creen. Quién sabe si hasta obtendrían algunos aplausos», agregó.

Según Rodríguez, le «gustaría saber cómo se lo explican a sí mismos y cómo a sus compañeros».

«Cómo analizan dificultades como estas últimas. ¿Para ellos todo sería culpa del bloqueo, del imperialismo y de las redes? ¿Ni una sola culpita de nuestra parte? Invito a los ‘segundaciteros’ que sepan de esto, o que tengan hipótesis al respecto, que las expongan. Es algo que me gustaría saber», indicó.

La semana pasada el cantautor se reunión con el dramaturgo y actor Yunior García Aguilera, miembro del 27N, y uno de los jóvenes detenidos afuera del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) el domingo 11 de julio, cuando se produjeron las manifestaciones a lo largo y ancho de Cuba, que fueron violentamente reprimidas por el régimen.


En su encuentro con Silvio, Yunior le pidió ayuda para que interviniese con el Gobierno de Miguel Díaz-Canel, y liberaran a los cientos de jóvenes desaparecidos tras las protestas masivas.

De acuerdo a García Aguilera, el trovador se comprometió a pedir la liberación de los presos que se habían manifestado pacíficamente el 11J.

Sin embargo, esta noticia no fue bien recibida por todos, puesto que Silvio Rodríguez es defensor de la dictadura, cuestiona algunas cosas, pero no critica frontalmente a un régimen criminal.

Otras personas vieron la oportunidad de diálogo como un factor positivo que se debiera retomar en la Cuba que soñamos todos, un país en el futuro donde puedan existir la democracia, el pluripartidismo y por ende el pensamiento diverso.