Nuevas medidas del Gobierno benefician a quienes tengan dólares, opinan los cubanos (Imagen captura de pantalla, CubaNet)

La mayoría de los cubanos entrevistados por CubaNet, a propósito de las nuevas medidas dadas a conocer por el Gobierno la semana pasada, dijeron ante las cámaras no les interesa el asunto, y los pocos que se mostraron informados no se mostraron convencidos de que las mismas sean para su beneficio.


«Bueno de alguna manera beneficia, hay mucha gente que quisieran comprar equipos…y entonces ahora van a poder comprarlos», opinó una entrevistada.

La periodista independiente le informó que todo el mundo no podrá hacer compras en las tiendas en divisa, y luego le preguntó a la mujer: ¿Y el que no tenga tarjeta en dólares, dónde compra?

«¡Ah! Bueno no sé dónde comprará», le respondió la entrevistada que vendía dulces en un portal.

«A mi no me benefician ni me perjudican, es para el que tenga divisa en el país, yo no la tengo yo soy un simple trabajador más», aclaró un joven.


«No sé como responderte la pregunta, porque a mí no…a todo el mundo puede beneficiarlo en cierto sentido que nadie tiene que ir afuera del país a buscar las cosas, es mejor comprarlas aquí», comentó otro entrevistado.

«¡Ah bueno! No sé ni qué decirte porque el que no tenga esa posibilidad se va a joder», expresó en referencia a los muchos cubanos que no podrán comprar en estas tiendas, porque no tienen familiares que les depositen dólares en una cuenta.

Sobre las mulas, cubanos que viajan al exterior e importan electrodomésticos para su venta en la Isla, los entrevistados opinaron:

«Esa gente yo creo que se la va a ver un poco difícil…porque si el Estado está vendiendo una cosa más barata, que la mula» va a estar más complicado», explicó un señor.

«Claro que lo perjudica, pero es una forma más de recoger divisa el país, y bueno yo pienso que sea para la economía del país», concluyó un joven interrogado por la prensa independiente.

El régimen de La Habana anunció habilitaría unas 70 tiendas en toda Cuba, en las que se podrán adquirir mercancías pagando con dólares, euros, dólares canadienses y otras monedas, con excepción del CUC.