El régimen cubano recibirá más de 4 millones por parte de Sudáfrica, tras enviar ingenieros hidráulicos a ese país/Imagen tomada de Martí Noticias

Sudáfrica paga al régimen cubano más de 4 millones de dólares, tras contratar a un grupo de ingenieros hidráulicos de la Isla, que supuestamente resolverán los problemas que tiene ese país con su infraestructura hídrica, informa Diario de Cuba citando reporte de Eyewitness News.

Según la ministra de Agua y Saneamiento de Sudáfrica, Lindiwe Sisulu, «Cuba enfrentó desafíos similares a Sudáfrica relacionados con el agua y el saneamiento y logró superar esos problemas».


La titular pidió a los sudafricanos este fin de semana, acoger al grupo de 24 cubanos contratados que llegaron al país el pasado 19 de abril, «para transferir habilidades y conocimientos y para ayudar a los esfuerzos del Gobierno en el suministro de agua».

«Esto es para que en última instancia podamos lograr nuestro ideal de poner nuestra infraestructura al día y asegurarnos de que todavía podemos seguir participando y trabajando junto con otros países en tantos frentes diferentes. Y esto no se trata solo de los cubanos, sino también de crear y forjar alianzas con nuestros propios compatriotas locales», expresó Sputnick Ratau, director de enlace con los medios del Departamento de Agua y Saneamiento.

Los salarios y alojamiento de los ingenieros cubanos tendrán un costo total de más de 4.400.000 dólares, una cifra que ha disgustado al menos a dos partidos políticos con representación parlamentaria, en desacuerdo con la idea de contratar extranjeros.

De acuerdo al diputado Leon Basson, de la Alianza Democrática, preocupa el «continuo descuido de los profesionales locales y su experiencia por parte del Gobierno para apaciguar a los viejos aliados» contratando a maestros, médicos e ingenieros cubanos.


Mientras Wouter Wessels, en representación del partido Freedom Front Plus, consideró que contratar a cubanos es «inaceptable» y que los «lazos históricos y el apego ideológico» del partido gobernante con el régimen de Miguel Díaz-Canel y la familia Castro traerán una carga pesada e infructuosa para su país.