Alejandro Gil, ministro de Economía y Planificación de Cuba/Imagen tomada de OnCuba News

El régimen de La Habana ha anunciado venderá divisas a un cambio superior al oficial, pero por debajo de su precio en el mercado informal, sin embargo solo las empresas estatales y privadas se beneficiarán de esta nueva medida, el cubano de a pie tendrá que seguir acudiendo a la bolsa negra para comprar dólares, dio a conocer el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, este fin de semana en sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).


Con el objetivo de reanimar la economía, la venta de divisas a empresas estatales y privadas tendrá un precio intermedio, entre la tasa oficial y su cotización en el mercado informal, aunque el funcionario aclaró el gobierno no ha descartado vender divisas a la población en general a futuro.

En su alocución el titular habló sobre el comportamiento de la economía en el primer trimestre del 2022, y reveló la nueva estrategia socioeconómica.

Según Gil Fernández, durante los cinco primeros meses del año, se ha apreciado un proceso de recuperación gradual de la economía nacional. No obstante, para la población la situación no ha hecho más que empeorar, pero esta realidad siempre es omitida por el oficialismo.

Las exportaciones de bienes han alcanzado los 590 millones de dólares, 162 millones más que en igual etapa de 2021, precisó el también vice primer ministro.

Y en lo referente al sector turístico, habían arribado al país caribeño 450.000 visitantes internacionales hasta el pasado mes de abril.


«Si bien esta cifra no se corresponde con la proyección que hicimos, va dando indicios de una recuperación. gradual de esa actividad», afirmó.

En lo concerniente a la inflación que existe dentro de la Isla, el vocero del castrismo se lavó las manos, y responsabilizó de todo al alza de los precios en el mercado internacional.

«Muchos de los productos están mucho más caros que en períodos anteriores», insistió.

«Tenemos una inflación importada. Los precios dependen del mercado internacional», sentenció.

En lo que va de año, la importación de bienes asciende a más de 2 000 millones de dólares, superior en 688 millones a igual período de 2021, de acuerdo a las estadísticas del gobierno cubano.