Delegación de médicos cubanos- Foto de archivo

Cuba envió una brigada de 187 médicos y enfermeras a Sudáfrica, para atender a pacientes de Covid-19, y el gobierno de ese país le pagará al régimen aproximadamente $14 millones de dólares por los servicios de los profesionales, informa el diario local The South African, citado por Martí Noticias.


El ministro de Salud, Zueli Mikize, reveló la cifra de galenos, su dominio del inglés, y los costos por el traslado y estadía en Sudáfrica.

De acuerdo a Mikize, el gobierno del país africano pagará el registro de los médicos y enfermeros de la Isla, sin embargo el monto se descontará del primer salario que se les entregue.

La prensa sudafricana no dijo cómo se hará el pago a los especialistas, sin embargo la experiencia hasta ahora con el Gobierno cubano ha sido quedarse con el 75% del salario de sus profesionales, y pagarle a ellos entre el 25% y el 30% del dinero, mientras deja una parte incluso congelada en la Isla, para chantajearlos en caso de que decidan abandonar la misión y escapar.

Mientras tanto en Sudáfrica muchos no están a gusto con la contratación de cubanos.


The South African reporta que «el gobierno ha enfrentado críticas por obtener ayuda médica del extranjero, y algunos consideran que la decisión es más una declaración política que otra cosa».

Los contribuyentes no parecen estar contentos con el «megasalario» que se le pagará a Cuba por sus médicos.

A continuación tomado del diario sudafricano la relación entre la cantidad de profesionales y su pago:

Por un total de 116 médicos de familia: R172 millones (más de $10 millones de dólares)
32 «tecnólogos de la salud»: casi R26 millones (más de $1.5 millones)
Por 18 epidemiólogos: el estado sudafricano pagará por cada uno R817 540 (cerca de $48 mil dólares)

Por cinco ingenieros biomédicos: alrededor de R2.7 millones (cerca de $157 mil dólares)
Por dos especialistas en salud pública: R2.3 millones (unos $134 mil dólares)
Por una enfermera: R528 000 ($31 mil dólares)

Las autoridades no han revelado otros puestos y pagos que harían el total de $14 millones de dólares.

Actualmente el ingreso más fuerte que tiene el régimen cubano es la venta de servicios profesionales, en un contexto en que se cayó drásticamente el turismo por el Covid-19, y en el que las remesas familiares amenazan con reducirse.