El régimen asegura no habrá una relación sostenible entre Cuba y EEUU, mientras exista la Ley Helms-Burton (Imagen de archivo)

El régimen de La Habana asegura que es posible avanzar hacia un normal intercambio con el Gobierno de Estados Unidos, solo sobre bases de respeto e igualdad, según declaraciones al diario oficialista Granma, por parte de Carlos Fernández de Cossío, director general de Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Isla, quien añadió que mientras exista la Ley Helms-Burton no es posible hablar de una relación sostenible entre ambos países.


Por estos días tiene lugar la XVIII edición de la serie de conversaciones Cuba en la política exterior de los Estados Unidos de América, bajo el título Las relaciones Cuba-Estados Unidos: El desafío de una convivencia basada en intereses mutuos, el evento comenzó ayer y culminará mañana miércoles.

En este contexto Fernández de Cossío enfatizó que la voluntad política es la de construir una relación bilateral civilizada entre iguales.

«Como se sabe, hoy no existe en el Gobierno de Estados Unidos la voluntad de construir una relación pacífica y respetuosa con Cuba. Mientras exista la Ley Helms-Burton y se mantenga vigente, no es posible pensar en una relación sostenible entre nuestros dos países», explicó el vocero del régimen.

«Cualquier esfuerzo futuro para la relación bilateral debe tomar en cuenta el obstáculo que representa la Ley Helms-Burton», añadió.


El director general para EEUU en el MINREX, sugirió en respuesta a una pregunta de la prensa, que conocen «que hay un grupo de personas poderosas dentro de Estados Unidos que tienen» la intención de romper las relaciones con el país caribeño.

«Lo que no puede Cuba es sorprenderse con esa realidad si es que sucediera», sostuvo.

La prensa estatal asegura que «lo cierto es que vivimos casi 60 años sin vínculos oficiales y en Cuba nadie perdió el sueño».

«Cuba cree que deben existir relaciones bilaterales y trabaja a favor de ellas. Sabemos que ese es el interés de la mayoría del pueblo de Estados Unidos, pero si no existieran estamos listos para asumir ese desafío», señaló Fernández de Cossío.