El Gobierno cubano inicia el pago incrementado a beneficiarios de la Asistencia Social/Imagen tomada de Diario de Cuba

Desde el sábado comenzó el pago a los beneficiarios de la Asistencia Social, con los aumentos aprobados por el régimen, en las oficinas de Correo, de cara a la denominada «tarea ordenamiento» a partir de enero de 2021, recoge la oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Las direcciones de trabajo municipales han adoptado la medidas para asegurar la tarea, indicó en Twitter Belkis Delgado Cáceres, directora de Prevención, Asistencia y Trabajo Social del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).


Como se había dicho, la prestación mínima que percibirá una persona por núcleo será el 60% del salario mínimo de Cuba. Mientras tres recibirían 2.860 pesos, y cuatro 3.660, al tiempo que cinco 4.460.

De igual modo está previsto se incrementen las prestaciones excepcionales aprobadas para hogares donde existen otros ingresos, y se evalúen en un lapso de hasta seis meses, luego de que aplique la reforma.

Para que un núcleo familiar se considere económicamente vulnerable, el Gobierno determinó, tiene que haber insuficientes ingresos en el hogar para asumir pagos como el de la canasta básica u otros servicios.

Asimismo no deben existir parientes como padres, hijos, hermanos, cónyuges, obligados a prestar ayuda, y no debería de haber miembros de la vivienda sin vínculo laboral, en condiciones para trabajar.


De este modo el Gobierno debe prestar ayuda monetaria eventual, siempre y cuando:

-No existan ingresos, ni personas en condiciones de trabajar o familiares obligados a prestar ayuda.

-Si los ingresos per cápita por grupo son inferiores a la cuantía que corresponde, en dependencia de su composición, se aprueba la diferencia como prestación de la asistencia social.

-Y en el caso en que los familiares estén obligados, tiene que quedar demostrada su incapacidad para prestar ayuda, a partir de los ingresos que reciben y las personas a su abrigo, o de cualquier modo su incapacidad para trabajar.

Sin embargo, estos pagos incrementados no servirán de mucho, en un escenario para el que auguran inflación y aumento de los precios como consecuencia, a partir de enero, en medio de la eliminación del peso convertible.