Diplomático estadounidense recuerda al régimen que retiene miles de libras de ayuda humanitaria donada por EEUU/Imágenes tomadas de redes sociales y de archivo

La ayuda humanitaria enviada desde Miami al pueblo cubano, bajo la iniciativa Solidaridad entre Hermanos sigue retenida en el puerto del Mariel, a propósito del reclamo de muchos isleños para que el régimen libere ese donativo, el subsecretario de Estado de EEUU para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, se pronunció en Twitter, informa Diario de Cuba.


«Por casi 20 días, e incluso después de que una tormenta tropical azotara Cuba, el régimen continúa reteniendo miles de libras de ayuda humanitaria donada por EEUU que se necesita con urgencia», tuiteó el diplomático.

«No hay embargo sobre la ayuda humanitaria: el régimen está bloqueando estos suministros necesarios, no EEUU», puntualizó.

Desde el pasado 10 de agosto el cargamento está retenido por las autoridades en el puerto del Mariel. Líderes religiosos, simpatizantes y organizadores de la iniciativa realizaron un evento el miércoles, a través de internet, en el que enviaron diversos mensajes para apoyar el reclamo ciudadano para que los productos donados sean liberados con inmediatez, ya que el pueblo cubano lo necesita.


«Quiero agradecer a todos los que participan de la solidaridad entre hermanos. Muchos líderes opositores y religiosos en la Isla están listos para comenzar la distribución y se han sumado al reclamo de liberación de la ayuda que protagonizan ciudadanos cubanos», comentó por su parte, el alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez, en un esfuerzo por ofrecer su apoyo al pueblo cubano, principalmente a las 15 mil familias que se registraron para recibir la ayuda, debido a las condiciones de vulnerabilidad en las que viven.

«El régimen mantiene retenida la carga simplemente porque es de los desterrados cubanos», indicó Ramón Saul Sánchez, colaborador de Solidaridad entre Hermanos.

De acuerdo a Sánchez, «que el régimen quiera ahora retener esta ayuda en el momento que más lo necesita el pueblo de Cuba no nos hace mal a nosotros, los hace crueles a ellos».

«Así que demandamos que se escuche la voz del pueblo de Cuba que reclama esa ayuda que tanto necesita y que el régimen le niega», sostuvo.

El reverendo Mateusz Wichary, presidente de la Unión Bautista de Polonia, y el reverendo Everton Jackson, director de Misión Integral de la Alianza Mundial Bautista (BWA), se sumaron al reclamo.

«Estamos conscientes de los desafíos significativos que están viviendo los cubanos por el Covid-19», detalló Jackson.

El reverendo instó a los gobiernos de Cuba y EEUU a trabajar juntos para asegurar la liberación de toda ayuda humanitaria, con el objetivo de «aliviar los sufrimientos del pueblo cubano» en estos tiempos de la pandemia.