Díaz-Canel pide «actuar duramente» contra los habaneros para frenar el aumento de casos por el Covid-19/Imagen de archivo

Las autoridades deben «actuar duramente» contra los habaneros de acuerdo a las órdenes de Miguel Díaz-Canel, quien en una reciente reunión del Gobierno se quejó de que los residentes en la capital, «se quitan el nasobuco, que se oponen a las medidas que se han aplicado, porque son unos irresponsables que están contaminando, contagiando, y poniendo en riesgo al resto de la población», informa Diario de Cuba.


El sustituto de Raúl Castro pidió «medidas de más envergadura» en La Habana, con el objetivo de que «en menos días, con cierres más eficientes, de más rigor», logren cortar la transmisión del Covid-19.

«Si seguimos así no vamos a poder controlar la situación y retrocederemos en lo que habíamos avanzado», admitió el líder comunista.

Díaz-Canel agregó que tienen «la percepción de que hay lugares donde las medidas de higiene y la percepción de riesgo se han resquebrajado».

«Ya no estamos en tiempo de hacer más convocatorias. Ya a la gente le hemos pedido toda la responsabilidad social necesaria, le hemos dado todos los argumentos. Hay que arreciar las medidas de control, el aislamiento físico, y evitar la movilidad en La Habana», puntualizó.


Un grupo encabezado por el primer ministro Manuel Marrero y conformado por las autoridades de la capital y varios ministros, evaluó el martes nuevas medidas para La Habana, a raíz del aumento de casos por la pandemia.

Existen 197 focos activos de coronavirus actualmente en la capital, además de seis brotes en los 15 municipios.

El más reciente evento de transmisión local del virus que se ha abierto, fue en el centro psicopedagógico Hogar La Castellana, del municipio Arroyo Naranjo, donde se han confirmado 15 casos, de ellos 12 pacientes y tres trabajadores, indicó el ministro de Salud, José Ángel Portal Miranda.

Desde el inicio de la pandemia en marzo pasado, las autoridades han reprimido a la población para que cumpla con las medidas del confinamiento, ha habido aplicaciones de multas, detenciones y encarcelamientos por «propagación de epidemias», un delito bastante frecuente en la Isla en la actualidad.

Se han dado a conocer de personas que por no usar el nasobuco en el portal de sus viviendas han sido arrestados por la policía. Sin embargo el régimen no hace absolutamente nada para mejorar el abastecimiento de productos en los establecimientos comerciales, en un esfuerzo por disminuir el flujo de personas aglomeradas en las calles en búsqueda de comida y de artículos de aseo como jabón, detergente o champú.