El médico cubano Alexander Figueredo Izaguirre, cuenta detalles importantes de su travesía por América Central y México para llegar a Estados Unidos, asegurando que una parte del murió en la peligrosa travesía por la selva del Darién, zona por donde una gran cantidad de migrantes ilegales transitan, que se encuentra entre Colombia y Panamá.


“Hace tiempo no escribo, no he tenido tiempo, me ha dolido hasta el pelo y no es literal, he estado en temperaturas bajo 0 y a más de 38 grados, he caminado más de 100 km, dormido en el piso, en una iglesia, cruzando trochas, ríos, mares y selvas”, detalló en su perfil de Facebook.

En su recorrido sufrió al ver a su paso niños perdidos, personas muertas y ahogadas, sin poder hacer nada por ellos, llegando a pensar que el próximo podía ser él, debido a lo inexplicablemente peligroso y desafiante para los que como él se atreven a cruzarla.

“Mis condiciones físicas y humanas las tengo al límite, Dios no le da cargas a ningún hijo que no pueda aguantar, creo que conmigo se le pasó el peso, desde el hostigamiento permanente en Cuba, mi profesión, mi familia, y ahora todo esto, pero me ha hecho más fuerte física e ideológicamente, espero que su recompensa sea darme fuerzas y vida para luchar por una Cuba libre y volver abrazar a los míos”, expresó el médico en su publicación.

“Así será! Es difícil estar en Cuba y también es difícil ser inmigrante, Centroamérica y México son muy peligrosos, pero ellos van a pagar por todo el daño que nos han hecho, tenemos más juventud y más años para lograr nuestras metas. Fuerza hermano!”, le escribió una internauta.

Otras personas comentaron en su publicación:


“Ay doctor que tristeza. Pero claro, va a tener su recompensa o ya la tiene: el aprecio de muchos. Dios lo proteja y le da las fuerzas”

 “Que duro todo lo que ha vivido, solo espero que lleguen con éxito a su destino y que tanto dolor algún día sea recompensado para bien”

Los médicos, Alexander Figueredo Izaguirre y Alexander Raúl Pupo Casas, tras sus denuncias por las carencias del sistema de salud cubano, fueron expulsados de sus centros de trabajo además del hostigamiento a que fueron sometidos por decir la verdad, decidieron abandonar la Isla porque no podrían ejercer la carrera a la que dedicaron años de estudio y aman.

A finales de mayo se supo que ambos médicos iban juntos camino a la frontera norte de México, por una foto que Pupo Casas público en su cuenta de Facebook, en que se ve a ambos caminando junto a otros cubanos caminando por un monte, escribiendo:

«Parece fácil pero no lo es… Peligros por doquier y siempre se anda tenso…»

Más de 2 mil cubanos cruzaron la Selva del Darién entre enero y mayo del presente año 2022, según confirmaron autoridades migratorias de Panamá.