Médicos cubanos opositores del régimen en Cuba comparten en redes sociales los logros a pocas semanas en Estados Unidos lo que en 30 años no hubieran logrado en su país

Los médicos cubanos Alexander Figueredo y Alexander Pupo, opositores del régimen castrista, a pocas semanas de haber arribado a Estados Unidos, han querido mostrarles a sus compatriotas en la isla los logros alcanzados que en su patria no hubieran tenido en décadas de trabajo, ni aun con su profesión de médicos.


“41 años, con 2 misiones de esclavo, más de 15 años de médico y dejé mi casa en Cuba por la mitad sin terminar de construir. Aquí a un mes tengo lo que jamás pude tener en tantos años”, escribió en Facebook Figueredo.

“Trabajando se vive una vida digna como un ser humano. Despierta, cubano…”, agregando a su publicación fotos de su nuevo apartamento como le está quedando a un mes de su llegada a suelo estadounidense.

Su colega, Alexander Raúl Pupo Casas, también compartió lo que ha logrado en el mes que también lleva en el país de Libertad. En su página de Facebook anunció que ya pudo adquirir un auto, comparando lo que en tan poco tiempo logró, cuando en Cuba ni en décadas hubiera logrado, a pesar de ser un profesional de la salud:

«Ventiún días de trabajo en un país libre, como un simple obrero, me ha dado la posibilidad de tener lo que no hubiera tenido en 30 años trabajando como médico en un país esclavo. ¡Qué triste Cuba!”

Los médicos fueron felicitados por internautas con los logros alcanzados, haciéndose eco del mensaje en sus publicaciones en redes sociales, reafirmando que ciertamente trabajando en cualquier actividad como simple obrero se puede lograr lo que en Cuba como un ilustre profesional sería imposible.


«Aquí uno fregando platos mantiene a un ingeniero en Cuba», dijo una internauta.

«El día que me senté al timón en mi primer carro, con 50 años, a unos meses de estar en USA y comprado totalmente con el fruto de mi trabajo, tuve que parar y relajarme, lloraba a moco tendido. Era una mezcla de emociones que no se pueden describir. Ese día conocí realmente lo que es La Libertad», relató otra comentarista. 

Alexander Pupo y Alexander Figueredo anunciaron que habían arribado a finalmente a Estados Unidos tras varias semanas de una difícil travesía por Centroamérica y México, a finales del mes de julio.

Ambos médicos por su oposición y exponer las verdades del sistema de salud en Cuba, fueron sacados de sus puestos de trabajos, sin posibilidad de ejercer la profesión que aman y tanta dedicación tenían para con ella, después de tantos años de estudios.

«Y hubo quien dijo que éramos financiados, que estábamos bien pagados por la CIA. Desdichadamente nos tocó vivir la emigración más difícil, sin VISAS, sin diplomáticos respaldándonos, prácticamente sin dinero. Nos tocó emigrar junto a los haitianos, bangladesíes, africanos, venezolanos, chinos, rusos. Nos tocó reconquistar el continente, sin más armas que nuestra fuerza de voluntad por ser libres», dijo Pupo mientras se encontraba en la difícil y peligrosa travesía hacia Estados Unidos.