Desempleo en Estados Unidos. Foto: Syda Productions / Shutterstock.com

Alrededor de 12 millones de estadounidenses perderán los beneficios por desempleo en diciembre cuando las disposiciones de la Ley CARES caduquen, sin una extensión, de acuerdo a un nuevo análisis publicado el miércoles por Century Foundation, informa CNBC News.


A fines de 2020 los beneficios por desempleo terminarán para más de la mitad de los beneficiarios actuales. Asimismo ya no habrán protecciones federales para inquilinos, y se reanudarán los pagos de los préstamos estudiantiles.

Según economistas, sin la acción del Congreso o de la Casa Blanca, esa intersección puede significar una catástrofe financiera para los trabajadores desempleados.

Ernie Tedeschi, economista de Evercore ISI y ex funcionario del Departamento del Tesoro, dijo que «es una enorme cantidad de riesgo para las familias afectadas» por la pandemia de Covid-19.

«Las prestaciones por desempleo son ​​su última línea de defensa económica, y desaparecerán el 31 de diciembre a menos que el Congreso lo extienda», añadió.


Por otra parte, la recuperación económica en curso parece estar perdiendo fuerza.

El aumento de las infecciones, las hospitalizaciones y las muertes por Covid-19 han llevado a los funcionarios estatales a volver a imponer algunas medidas de cierre, dejando a más personas sin trabajo, a medida que se desacelera el crecimiento de los empleos, y las ventas minoristas.