Albergadas temporalmente tres de las nueve familias que permanecían en los portales de un viejo edificio en La Habana Vieja/Imagen tomada de redes sociales

Autoridades reubicaron en antiguas oficinas estatales, emplazadas en Muralla y San Juan de Dios, La Habana Vieja, a tres de las nueve familias que permanecieron por 16 días en el portal del edificio en peligro de derrumbe en ese municipio, reportó Martí Noticias.


Ahora están más seguros, pero la solución es temporal, explicó Hamaya Cuesta, una de las afectadas que residía en el inmueble ya demolido, en Zulueta 505 entre Monte y Dragones.

Según Cuesta, el lugar «está bueno», ya han podido conectar sus equipos electrodomésticos y «cada cual tiene su espacio», pero no saben «hasta cuándo» podrán permanecer allí.

La joven admitió que al menos este local ha sido «mejor que estar en un albergue lejos».

Un total de 22 personas residían en el antiguo edificio, entre ellos tres menores de edad.

La edificación estaba considerada inhabitable desde hacía al menos 31 años, también estaba apuntalando, a la espera de que en cualquier momento se viniera abajo.


Afortunadamente el derrumbe parcial de dos apartamentos alertó a los moradores, que prefirieron mudarse a los portales aledaños, ante el temor de terminar bajo escombros, por lo que no se registraron pérdidas de vidas humanas.

Un Informe sobre Derechos Sociales que publicó hace unos meses el Observatorio Cubano de Derechos Humanos, con sede en Madrid, indicó que el fondo habitacional en Cuba es precario, y alrededor del 5% de las viviendas están en peligro de derrumbe.