Amenazan con cárcel a familias que acampaban en los portales de un edificio con peligro de derrumbe en La Habana/Imagen tomada de redes sociales

Cuatro de las nueve familias que acampaban desde hace varias semanas en el portal del edificio donde residían, en peligro de derrumbe en La Habana Vieja, fueron trasladadas hacia la Dirección Municipal de la Vivienda, bajo amenaza de cárcel, indicó en redes sociales la usuaria Hamaya Cuesta, una de las afectadas, reporta CubaNet.


Ayer lunes 10 de agosto, tras más de 15 días viviendo a la intemperie, las familias fueron trasladadas a la fuerza a «unas oficinas cercanas que no poseen la adecuada instalación eléctrica para conectar» los refrigeradores en la entidad perteneciente al Estado.

«Nos sacaron prácticamente obligados de los portales, bajo amenaza de que ahí no podíamos estar porque nos iban a meter presos», reveló Hamaya a Radio Martí.

Cuesta añadió que uno de los funcionarios que ayudó a desalojar, fue el «director del gobierno municipal», también «la primera secretaria del partido municipal y la gente de Vivienda», además de las autoridades policiales.

Desde el pasado 25 de julio las familias acamparon en el portal del inmueble en Zulueta 505 entre Monte y Dragones.

Las familias tomaron esta decisión luego del derrumbe de dos de los apartamentos del edificio.


Tres menores de edad también se encuentran entre los afectados junto a sus familias, en total 22 personas.

Cuatro familias fueron ubicadas en la sede de Vivienda municipal para «pasar la noche, porque en la calle no podíamos seguir, dicen ellos, por el tema de la pandemia, pero todo fue bajo amenaza, maltrato», confesó la entrevistada.

Las autoridades incluso amenazaron a los padres de los niños, con quitarles la custodia de sus hijos.

El inmueble que sufrió el derrumbe parcial, ha estado en peligro desde hace bastante tiempo.

Hamaya Cuesta explicó que el problema «no es de ahora, nosotros hemos ido a todas partes, a Vivienda, al Gobierno, a la Oficina del Historiador… Hace más de 30 años que el edificio se está cayendo a pedazos».