Activista de UNPACU, Yeilis Torres Cruz/Imagen tomada de redes sociales

La activista cubana Yeilis Torres Cruz, denunció haber sido violada, estando embarazada, por «tres oficiales de alto rango del municipio Bauta» en Playa Baracoa, de donde es originaria, informó Diario de Cuba.

El suceso ocurrió hace cinco años, pero ahora fue que Yeilis decidió contar lo que pasó, aunque en su momento puso la denuncia ante la Fiscalía Militar de Bauta, sin embargo el caso no procedió.


«El teniente coronel Riverón, jefe de la unidad de Bauta en aquel entonces, no sé hoy dónde estará; el jefe del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI) de Baracoa, que todo el mundo lo conoce como ‘el Chino’; y el jefe de la unidad de Bauta, que de ese no sé su nombre», contó Torres Cruz en conversación con el influencer Alex Otaola.

La ahora activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), y ex fiscal, dice que en ese momento tenía tres meses de embarazo.

«Me llevaron directo en la patrulla a la casa del teniente coronel Riverón. Ahí ocurrió todo. Y yo tenía las pruebas, puse la denuncia y nunca me hicieron caso», confesó.

Según Yeilis, posteriormente a ese lamentable evento, los patrulleros que la detuvieron por primera vez intentaron abusar de ella por segunda ocasión, cuando la llevaron obligada nuevamente a un lugar aislado, pero una persona que pasaba por esos lares lo impidió.


«Me llamaron, me citaron, fui y declaré, pero jamás me dieron respuesta. Y los policías siguen en la calle. Me dijeron que estuvieron presos, pero yo estuve investigando y no estuvieron presos. Siguen en funciones de policía», precisó Torres Cruz en referencia a la denuncia que interpuso en la Fiscalía Militar de Bauta.

Torres Cruz dice haber ejercido como fiscal en su municipio por dos años, sin embargo se opuso a dictar una condena de 30 años a un extranjero, y no pudo seguir trabajando.

«El título me duró alrededor de cuatro horas en la mano después de eso. Cuando llegué a la casa me estaban esperando, me llevaron al Ministerio de Justicia y ahí me fue retirado todo», reveló.

Esta no es la primera vez que una opositora en la Isla denuncia haber sido violada por militares del régimen.