Los tres cubanos que fallecieron en un accidente en Rio Grande do Sul, la semana pasada, según la policía brasileña pretendían ingresar ilegalmente a Uruguay, y posiblemente permanecer allí, o emprender camino hacia Estados Unidos.

Adam Lauxen, oficial de la policía, dijo que “probablemente la intención era conseguir identidad uruguaya para seguir viaje o hasta permanecer en Uruguay. Estamos aguardando la pericia de los teléfonos móviles y portátiles que nos puede dar más información al respecto”.

Las autoridades en Brasil sospechan que se trata de una ruta migratoria ilegal que tendrían los cubanos para atravesar de Brasil a Uruguay, informa O Globo.

Armando Sosa de 24 años, cubano sobreviviente, quien todavía se encuentra ingresado, se prevé sea interrogado esta semana.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Vamos a pedir entre hoy y mañana, a la policía de Rio Grande para entrevistar a Armando, pero va a depender mucho de sí va a querer hablar o no, porque es posible que si estuviera dándose a la fuga, tenga miedo o temor de hablar”, puntualizó Lauxen.

Según el agente, el cubano llevaba consigo una suma de 2.000 dólares guardada en sus ropas íntimas, y que fue hallada por los trabajadores de salud del hospital donde se encuentra rehabilitándose.

“Por ahora ese es el dinero que se ha encontrado, no sabemos si los demás, que murieron, tenían algún dinero con ellos”, explicó el policía.

Ninguna autoridad cubana se ha dirigido a la policía brasileña para indagar sobre el caso, detalló el agente.

La semana pasada, murieron tres antillanos identificados como Osmani Hidalgo Leiva, Niurka García Roque y Reinaldo Delgado Díaz, luego de un choque frontal entre un vehículo y un taxi, en el que se encontraban los cubanos que se dirigían a la ciudad de Chuí, en la frontera con Uruguay.

(Con información de Diario de Cuba)