Aunque Venezuela está sumida en una profunda crisis, Nicolás Maduro sigue enviando petróleo y productos refinados al régimen de La Habana, pese a las sanciones que le ha impuesto Washington este año, por este tipo de transacciones con la Isla, informa Diario de Cuba.


A diario Caracas continúa enviando unos 10 mil barriles de petróleo y derivados a Cuba, en su mayoría por decisión del usurpador Nicolás Maduro, reveló Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos.

Estos miles de barriles salen del Complejo de Refinación de Paraguaná (CRP), en el estado Falcón, al noroeste del país petrolero, confesó Freites, quien fue entrevistado por El Nacional.

Según el trabajador del sector, «la producción de las refinerías cayó a cero (…) Todos los días salen cargamentos, sobre todo del CRP, con 57.000 barriles de productos refinados: gasolina, nafta y gasoil. Además, también existe un promedio de 40.000 barriles diarios destinados al contrabando. Es decir, casi 100.000 barriles diarios se van en contrabando para Cuba».

Freites habló de la importancia de que se recupere la independencia de Venezuela, para que el país no se siga desangrando económicamente.

Venezuela produce actualmente unos 700 mil barriles diarios de crudo, sin embargo en febrero de 1999, cuando Hugo Chávez llegó al poder, el país llegaba a producir 3.1 millones de barriles, totalmente autosuficiente en derivados del petróleo.


En la refinería de Amuay, que forma parte del CRP, escasamente se procesan 120.000 barriles diarios, precisó el dirigente sindical, que al compararlo con 1998, dijo que allí cada día se llegaban a procesar 1.3 millones de barriles.

Hace unos meses atrás, esta misma fuente dio cuentas de que los trabajadores petroleros en su país, eran amenazados con prisión, en caso de negarse a surtir el combustible a los cargueros que salen a La Habana.