Sin previo aviso el monopolio de telecomunicaciones cubano ETECSA, permitió el martes que los cubanos se conectaran a internet a través de sus teléfonos móviles de manera gratuita, durante tres horas, en lo que fue la primera prueba masiva del acceso a la red de redes para teléfonos móviles 3G.

El secretismo fue tal, que la empresa estatal de telecomunicaciones ni siquiera informó de la prueba piloto a todos sus empleados, en las redes sociales los cubanos escribieron cientos de comentarios, el periodista Rolando Cartaya de Martí Noticias recogió algunas impresiones.

“He pasado uno de los peores días de mi trabajo, es increíble que como ejecutivo tuve que enterarme por las personas de la calle y quedarme estúpidamente callado ante la ola gigante de preguntas de los clientes. Creo que la comunicación a nosotros es fundamental por estar de cara a los clientes, creo que debemos trabajar en la comunicación interna tanto como en la internet”, comentó Erick Yosvel Arteaga Cordero trabajador de ETECSA.

Varios usuarios se quejaron de que a los trabajadores de la compañía telefónica no se les brinda la suficiente información para que puedan transmitirla a la población, así como tampoco adiestramiento.


El surgimiento del internet data de 1991, subraya el periodista, y sólo hasta 2013 los antillanos pudieron empezar a suscribirse para un acceso desde terminales de computadora a una Internet limitada llamada Intranet, bajo la marca “Nauta”, y desde 118 cibercafés habilitados en toda Cuba; luego se crearon cientos de puntos de acceso WiFi en parques y otras áreas públicas.

Una nota de ETECSA no precisó exactamente cuántos de los cinco millones de usuarios de telefonía móvil pudieron conectarse, muchos durante las tres o cuatro horas de conexión libre y gratuita aprovecharon para hablar con sus familiares y amigos en el exterior directamente desde sus celulares, sin estar conectados a una WiFi.

“Yo acabo de ver a mis padres y hablar con ellos y se vio bastante bien, para empezar está bien”, dijo Orliet Santana.

Algunos explicaron que mientras un grupo se pudo conectar con calidad en videollamadas que nunca se vieron interrumpidas y fueron nítidas, a traves de IMO, Whatsapp y Messenger, otros solamente pudieron enviar mensajes de texto, mientras otras personas dieron cuenta de un servicio sumamente lento.

“Lo único bueno de la prueba piloto es q es gratis porque la conexión es superrrrrrr lentaaaaaaaaaa, si va a ser así cuando cobren una tarifa, prefiero no conectarme por datos”, escribió en la red Yasmany Fonseca Castillo.

“…en mi experiencia, a duras penas logré conectarme, cuando lo hice, en extremo lento, pude abrir videos pero no hubo fluidez, no pude enviar sms, no pude realizar llamadas se escuchaba un ruido terrible…”, comentó otro usuario quejándose.

Sin embargo, muchos cubanos se mostraron agradecidos con ETECSA por la “oportunidad”, y evidenciaron su esperanza de que el acceso a la red de redes desde los celulares se siga perfeccionando, y ganando en calidad.

“Gracias a Dios y a etecsa, parece qué ahora sí va en serio. Saludos”, escribió Mario Rodríguez Pérez.

Martí Noticias recuerda, que del experimento quedaron marginados los alrededor de un millón 750 mil usuarios que tienen celulares 2G.

La gran preocupación de muchos como siempre gira en torno a la economía, teniendo en cuenta los bajos salarios en la Isla, algunos expresaron temores en cuanto a las tarifas y bajo qué criterio se establecerán.

Pues para conectarse a internet desde un punto WiFi los cubanos deben pagar 1 CUC por una hora de conexión con bastantes fallas, cuando el salario promedio es de 30 CUC mensuales cuando mucho y más; para no hablar entonces de los precios de los paquetes Nauta Hogar, incosteables para la gran mayoría.

(Con información de Martí Noticias)