Desde que el miércoles comenzaran los disturbios por las reformas al Seguro Social planificadas por el gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega, al menos 25 personas han muerto en todo el país, incluyendo al periodista Ángel Gahona, quien reportaba en vivo desde la fachada del ayuntamiento en Bluefields, Nicaragua, segundos después se escucha un disparo, y el reportero cae al suelo sin vida, una colega, Ileana Lacayo confirmó que Gahona murió antes de llegar al hospital.


Gahona transmitía el enfrentamiento entre policías y ciudadanos de Bluefields, vía Facebook. Antes de ser impactado dijo: “Viene la Policía, vamos a buscar dónde refugiarnos”, cruzó la calle y se desplomó.


Daniel Ortega en su primera aparición pública desde que comenzaron las protestas, declaró el sábado que su gobierno está dispuesto a dialogar sobre la disputa, no obstante aclaró que el diálogo solo sería con el sector empresarial, y no con otros sectores de la sociedad.

Según Martí Noticias, Ortega ha intentado justificar lo que ha sido una fuerte respuesta del gobierno y grupos aliados, al acusar a los manifestantes, en general estudiantes universitarios, de ser manipulados por intereses políticos de “unas minorías”.

“Incorporan a pandilleros a las protestas de los muchachos y criminalizan las protestas; por eso los ponen en riesgo”, sostuvo el presidente de Nicaragua.

La represión de los manifestantes ha sido condenada por la Conferencia Episcopal de Nicaragua, e instó al gobierno a escuchar, y derogar las reformas que pretende llevar a cabo.

También este sábado, el Consejo Superior de la Empresa Privada emitió un comunicado condicionando el diálogo con Ortega al cese de la represión, la liberación de manifestantes detenidos y el respeto a la libertad de expresión.

El gobierno mantiene fuera del aire un canal privado por transmitir los disturbios.

(Con información de Martí Noticias)