Hace tan sólo unos días, una periodista cubana Ana Ivis Galán García se mostró realmente alarmada en las redes sociales, por el precio de un paquete de spaguettis en una tienda estatal de La Habana.

La marca de pastas sin gluten, costaba 13.95 CUC, o el equivalente en moneda nacional, 348.75 centavos, un precio escandaloso para un país en el que el salario promedio no supera los 30 CUC mensuales, e incluso un trabajador con salario mínimo en Cuba, gana exactamente lo que cuesta el paquete de spaguettis importado.

Un trabajador común en la Isla tendría que gastar la mitad de su salario para poder comer pasta sin gluten.

“JJJJ … dice FRANCISCO QUE CARO EN CARLOS III … LOS INVITO A COMER SPAGUETTIS EN 5ta y 42”, escribió en el encabezado de la publicación Galán García.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Hace unas semanas vi esta “barbarie” en la tienda recaudadora de divisas en 5ta y 42. Cuando vimos el precio ¿la primera reacción?: no no, incredulidad; luego, la risa pero… seguía siendo de incredulidad y finalmente la duda: ¿de qué estarán hechos esos spaguettis?, dice el empaque que Sin Gluten, pero na’, deben llevar algo más, ¿tendrán algún sellito de oro o alguna fibrita de plata? !!!!!!!!”, añadió la periodista.

En la Isla es común ver altos precios en las tiendas recaudadoras de divisa, productos que realmente un cubano de a pie no puede darse el lujo de comprar. ¿Para qué tipo de público entonces estarán a la venta estas mercancías?