Un bulldog francés, llamado Darcy, estaba en un vuelo de JetBlue de Florida a Massachusetts el jueves cuando comenzó a mostrar signos de angustia, según su dueño, Michele Burt. La lengua del bulldog de 3 años comenzó a ponerse azul y le costaba respirar.


«Todos estamos afectados por la presión de la cabina y las fluctuaciones de oxígeno, humanos, caninos y felinos, etc., pero el hecho de que los miembros de la tripulación fueran receptivos y atentos a la situación puede haber salvado la vida de Darcy», escribió Burt en su página de Facebook.

La tripulación acudió al rescate con una máscara de oxígeno para Darcy. Las fotos, que desde entonces se han extendido a través de las redes sociales, muestran que el bulldog está siendo tratado por hipoxia. Las fotos son lindas, pero la hipoxia, la falta de oxígeno en el cuerpo, puede ser mortal.

«Puse la máscara sobre su rostro, y en unos minutos se puso alerta y después de un corto tiempo no quería la máscara», dijo Michele. «Creo que [los miembros de la tripulación] Renaud y Diane salvaron su vida, algunos pueden reducir el valor de la vida de Darcy porque es un canino, yo no».

Michele agradeció a JetBlue por su atención a Darcy y quiso recordar a la gente «que la gente buena está haciendo cosas buenas a diario, aunque sea de maneras pequeñas o grandes».


«Todos queremos asegurarnos de que todos tengan un vuelo seguro y comodo, incluidos los de cuatro patas», dijo JetBlue en un comunicado a ABC News. «Estamos agradecidos por el pensamiento rápido de nuestra tripulación y nos alegramos de que todos los involucrados respiraran más tranquilos cuando el avión aterrizó en Worcester».