Trece familias viven en el antiguo Hotel Canadá de Sagua la Grande, el edificio se dice es uno de los más insalubres de la localidad.

“Nosotros estamos legales aquí, pagamos los servicios de electricidad y agua, hasta CDR tenemos, pero nadie ha venido a ver cuáles son nuestros problemas. Casi voy a cumplir 40 años viviendo aquí, y la mitad de los cuarticos no tienen baño”, explicó Tania, que cuenta que su padre se instaló allí hace más de 60 años.

La mujer le llama cuartico, y es un espacio bastante reducido, en el que se acomodan con una “pequeña salita”, cocina diminuta y “cuartico” con barbacoa.

“Si alguien de mi confianza me pide ir al baño le doy el cubo donde mismo yo hago mis necesidades y siempre lo tengo limpio. Pero si es alguien de la calle lo llevo a la casa de mi hermana. Es el mejor apartamentico, allí todos pasamos el ciclón Irma y también la tormenta subtropical que fue la que cuarteó la fachada”, detalló Tania de 38 años.


El antiguo hotel está emplazado en el boulevard de la ciudad, y tal pareciera que es parte de la periferia, ninguna autoridad local se ha interesado en visitar el lugar, ni en hablar con los vecinos.

La hija de la entrevistada, Yania ocupó el cuarto de un vecino difunto, nadie le reclamó porque el señor no tenía familiares.

“Hace algún tiempo yo misma fui a la oficina de la vivienda y mandaron a un muchacho muy decente. Él dijo que si daba un dictamen tenía que poner que el edificio estaba “en derrumbe” y nos iban a sacar de aquí, pero que si no lo ponía para que no nos sacaran, podía buscarse un problema. Le dijimos que escribiera lo correcto, pero hasta el sol de hoy nadie a ha venido a interesarse. Mire, cuando aquí llueve entra agua por todas partes, y yo tengo tres niñas, así que nada más que oigo las primeras gotas corro para casa de mi tía, su apartamentico es el mejor”, comentó la joven.

Pese a las pésimas condiciones, se siente conformidad reporta el sitio de noticias CubaNet.

Y aunque en el histórico alegato “La historia me absolverá” el entonces abogado Fidel Castro denunciara el problema de la vivienda en la Isla, y prometiera solucionarlo, los hechos a lo largo de 60 años han demostrado que la situación empeoró con el gobierno socialista.

Más de 200 personas en Sagua la Grande, al norte de Villa Clara, viven sin baño ni agua potable, ni siquiera para sus necesidades más básicas, según datos estadísticos del mismo régimen.

A lo largo y ancho de Cuba, la situación se sabe no es muy diferente.

(Con información de CubaNet)