El 80% de las edificaciones que resultaron dañadas en sus cubiertas por el embate del huracán Irma en la provincia de Sancti Spíritus a casi un año siguen sin arreglarse. Las autoridades sólo han reparado el 20% de las viviendas en esa localidad, publicó Escambray citado por Diario de Cuba.


Maribel Vázquez Bernal, especialista principal de Conservación y Rehabilitación en la Dirección Provincial de la Vivienda dijo al semanario estatal que “para el resto no hay respuesta financiera, ni material”.

De los 251 inmuebles afectados, la impermeabilización alternativa que protege a los inmuebles del deterioro, solo se ha aplicado en 52.

“Para este año tenemos un plan de reparar 39 edificios, con un financiamiento de 744.000 pesos. Según el cronograma, al cierre de junio se habían concluido 18, como parte de un programa que tiene respaldo material y financiero”, añadió Bernal.

Las personas prefieren la manta, ya que es la más duradera de las diferentes formas de encerado de techo, según la funcionaria.


Sin embargo la especialista recalcó, que “existen otras variantes como la rasilla, y hay otro, puramente espirituano, que consiste en usar la manta fina (es la que va debajo de la más gruesa cuando esta pesa menos de 4 kilogramos) cubierta con una especie de mortero”.

Los habitantes de los edificios multifamiliares deben costear parte de la reparación, el Estado le cobra a cada familia 368 pesos para impermeabilizar con tecnología D-10, llamada así de acuerdo a la experta porque tiene una duración de una década.

No obstante la cifra puede variar, en dependencia de donde esté ubicada la vivienda, si tiene tanques averiados u otros problemas de deterioro.

Las biplantas con filtraciones por ejemplo, no están contempladas como edificios, por lo que no tienen derecho a este tipo de beneficio.

Un lector de Escambray procedente de Yaguajay, municipio del territorio que estuvo entre los más afectado por el huracán comentó: “Vivo en un apartamento en un tercer piso de un edificio (…) que hace apenas cinco años que fue entregado. En el huracán Irma, la manta de la cubierta fue afectada (…) Las personas que tienen que ver con esta actividad han dado miles de explicaciones y justificaciones y nada, el problema sigue en aumento, ya las afectaciones no solamente son para los vecinos del quinto piso, ya están llegando al tercero, y al paso que vamos dentro de poco tiempo serán también los del segundo y el primer piso”.

“Con todo lo que han expuesto en este artículo (…) no veo perspectiva a corto plazo de solucionar este problema”, añadió.

En el sector de la vivienda continuaban pendientes 209.861 de las 1.047.074 afectaciones en el mes de marzo, reconoció el Ministerio de la Construcción (MICONS).

(Con información de Diario de Cuba)