La Habana, Cuba

Se desploma el mercado de renta habitacional, por la disminución del turismo europeo en la Isla. La profesora universitaria Omara Ruiz Urquiola, quien conversó con Radio Martí, reveló que en Viñales, Pinar del Río, uno de los destinos turísticos preferidos, muchos negocios se han visto obligados a cerrar por esta causa.


«Las habitaciones en Viñales que oscilaban entre 35 y 45 CUC no daban abasto, muchos arrendatarios pidieron préstamos, se empeñaron para arrendar los negocios», y al colapsar por la caída del turismo, una habitación en esa zona de la occidental provincia de Pinar del Río, puede costar hasta 8 CUC, confesó Ruiz Urquiola.

«Muchos arrendatarios en Viñales quebraron. Mucha gente se quedó con la barra construida, pulida, terminada y sin cliente», agregó.

En La Habana también se reportan graves afectaciones en las casas de renta, ya que el turismo europeo que está llegando a la Isla, cae en manos de las corporaciones estatales, en su mayoría.

«En el mes de septiembre no hemos rentado ni un sólo día, y en el mes de agosto rentamos dos días nadamás» al igual que en julio pasado, indicó Fernando Dámaso, quien renta habitaciones en Nuevo Vedado.


Dámaso confiesa han tenido que bajar precios, «casi reducirlos a la mitad».

«Comenzó a entrar turismo norteamericano aumentan los precios y dejan de poder acceder los turistas provenientes de Europa», explicó el Doctor en Ciencias Angel Marcelo Rodríguez Pita, quien ve una correlación entre el incremento de estadounidenses que visitaron la Isla, en el período de deshielo entre Washington y La Habana, y posteriormente las medidas impuestas por la Administración de Donald Trump.

Turistas del viejo continente han disminuido su arribo a la Isla desde 2018, en cantidades que van desde un 10 a un 25%, según la Oficina Nacional de Estadísticas.