Turismo en Cuba. Foto: Víctor López

El negocio turístico en Cuba no solo se ha visto afectado por las nuevas sanciones de la Administración de Donald Trump, según las cifras que ofrecen las hoteleras españoles al cierre del primer semestre de 2019, la llegada de turismo europeo a la Isla, también se ha desplomado durante este período, informa Diario de Cuba.


El arribo de viajeros de Europa ha caído un 8.8%, reporta Meliá, Iberostar, y Barceló, las principales compañías ibéricas con presencia en Cuba y en el Caribe.

El diario español El Confidencial, expuso que la invasión de alga marina sargazo no es el único problema al que se enfretan las grandes hoteleras españolas con presencia en el Caribe.

La prensa española acota que Meliá ha perdido ingresos en México, República Dominicana y Cuba, así como Barceló e Iberostar.

Las ganancias de Meliá por habitación en Cuba sufrieron un descenso del 10.6%, en República Dominicana la reducción de ingresos fue de 10.7%, y en México de 5.6%.


En el caso de Cuba, si bien el golpe ha llegado de la mano de las sanciones de Washigton, el veto de Trump a los cruceros de turistas norteamericanos también han pesado en las cuentas, apunta el grupo hotelero español.

El CEO y vicepresidente de Meliá, Gabriel Escarrer expuso en el informe semestral que la compañía se ha visto afectada «por preocupaciones socioeconómicas y políticas, problemas de sargazo, reformas de algunos hoteles o incluso por campañas de desprestigio que crearon ruido entre visitantes, reduciendo consecuentemente la demanda», haciendo alusión también a las muertes de turistas estadounidenses «por diversas causas» en Punta Cana, y por el aumento de la inseguridad en México.

Meliá gestiona 36 hoteles en Cuba, 12 en República Dominicana e igual cantidad en México, uno en Jamaica, y el mismo número en Bahamas y Panamá.

Barceló por su parte tiene tres hoteles en la Isla comunista, nueve en República Dominicana, 26 en México, cuatro en Costa Rica, dos en Aruba, y uno en El Salvador.

Según la empresa la ocupación de sus instalaciones turísticas ha descendido en los cinco primeros meses de 2019.

Iberostar con 21 hoteles en Cuba también hizo enfasis en sus pérdidas reportadas en América Latina y el Caribe.