Ruiz Urquiola alerta que el régimen busca «doblegar» a LMOA, y se cuestiona por qué sus familiares no hablan con claridad/Imágenes tomadas de redes sociales

El científico cubano Ariel Ruiz Urquiola hizo una directa a través de Facebook, para dar a conocer su criterio sobre la situación de Luis Manuel Otero Alcántara, a raíz de una publicación del portal de noticias CiberCuba, que toma como fuente declaraciones de un familiar del artista.


Ruiz Urquiola comenzó aclarando que el término «medio sedado» no existe en medicina, explicando que solo hay dos tipos de paciente, uno que está «despierto, tranquilo, orientado y colaborador», y otro que «también está despierto pero solo responde a órdenes».

Publicada por Omara Isabel Ruiz Urquiola en Martes, 4 de mayo de 2021

El biólogo cuestiona por qué en el Hospital Calixto García han decidido sedar al activista.

«¿Por qué han sedado a ese hombre, es que acaso es un hombre agresivo? ¿Es que ha perdido la psiquis, estamos frente a una persona que es un drogadicto y lo han tenido que sedar porque tiene una conducta impropia? Evidentemente no estamos hablando de esa persona. Estamos hablando de que una vez más el desgobierno cubano hace abuso de una profesión que es la medicina para doblegar al que disiente, y han usado una manera de ablandar la psiquis de esta persona para obligarlo a que ceda en su demanda o para que aborte la huelga de hambre y de sed», precisó Ruiz Urquiola.

El opositor dijo no entender por qué los familiares de Otero Alcántara no pueden hablar con claridad, si el mundo entero está sensibilizado con el caso del artista.

«¿Cuál es el problema de no decir la verdad tácita, si él está estable, es consciente, colaborador, por qué no puede hablar?», preguntó.


Ruiz Urquiola advirtió que la dictadura trata por todos los medios de aflojar los planes de Luis Manuel «para llevarlo a una posición en su terreno, para doblegarlo, y hacer de él un hazmerreír».

«No creo que nada de lo que suceda es en plena conciencia de Luis Manuel», puntualizó.

Mientras la situación y el estado de Otero Alcántara no se aclara, fuentes médicas y familiares dijeron a El Nuevo Herald, que el artista está plantado  y continúa su huelga de hambre, en la sala de terapia para quemados del hospital Calixto García.

«Él no quiere comer. Está plantado. Lo están hidratando y lo tienen sedado», confirmó una fuente médica, que también detalló está rodeado por la policía política.