El senador cubanoamericano Marco Rubio arremetió contra la política del Secretario de Seguridad Nacional, el también cubanoamericano Alejandro Mayorkas, de la administración del presidente Biden.

Marcos criticó la mano dura de Mayorkas ante la posible inmigración cubana que huye de una dictadura, mientras que mantiene una política más pasiva con los inmigrantes en la frontera mexicana.


Las declaraciones de Rubio tuvieron lugar durante una entrevista en el programa «Life, Liberty and Levin», de Mark Levin.

Rubio le dijo a Levin que estaba preocupado por la disparidad en los mensajes del departamento de Seguridad Nacional del presidente Biden, particularmente porque el secretario Mayorkas casi inmediatamente anunció a los potenciales refugiados cubanos que no deberían cruzar el Mar Caribe para buscar asilo en Estados Unidos, mientras que al mismo tiempo supervisando una frontera sur porosa y en rápido deterioro con México.

«En primer lugar, … no sugiero que nadie en Cuba se haga a la mar, ¿de acuerdo? No es lo correcto», dijo Rubio.

El senador agregó que Estados Unidos debe tener tacto en su respuesta para que el régimen cubano no se aproveche de él como lo fue durante el levantamiento del Mariel en 1980 cuando Fidel Castro vació las cárceles mientras los cubanos huían a Estados Unidos.


«Tenemos que ser conscientes de que el régimen en el pasado usó la migración masiva como arma en 1994 y durante el Mariel, la usaron contra Estados Unidos como arma y eso no se puede tolerar», dijo, señalando cómo Castro respondió a las propuestas del presidente Jimmy Carter incluyendo a muchos convictos en los grupos emigrados.

«Pero viste la contundente declaración de Mayorkas casi de inmediato», agregó. «¿Dónde estaba esa declaración contundente cuando Joe Biden se postuló para presidente o cuando se convirtió en presidente?»

Rubio agregó que la administración de Biden llegó demasiado tarde cuando les dijo a los solicitantes de asilo que se dirigían a la frontera sur que no vinieran.

«Es casi una broma, por la razón por la que estamos teniendo una crisis en la frontera sur», dijo. «Mire, es verdad. Esta gente en Centroamérica vive en condiciones muy difíciles, lo han hecho durante mucho tiempo. Pero estas redes de tráfico han entrado en estos países y otros lugares y les han dicho, oye, hay un nuevo presidente, él va a ser lo opuesto a Donald Trump. Y en todos los sentidos, algunas de las primeras cosas que hace Biden cuando asume el control, no más fondos para el muro fronterizo «.

«Si llegas con niños, estos traficantes vuelven y le dicen a la gente, oye, las leyes cambiaron, hay un nuevo presidente. Ya puedes entrar a Estados Unidos, sobre todo si vienes con niños», continuó Rubio. «¿Y adivinen qué? Eso es lo que la gente está haciendo. Creen que las leyes han cambiado porque la actitud ha cambiado».

Al mismo tiempo, reiteró que el mensaje de Mayorkas a los potenciales solicitantes de asilo cubanos ha sido estricto. Mientras tanto, el DHS les dijo a los migrantes provenientes de México que sus familias no serían separadas y que serían liberadas rápidamente al interior de Estados Unidos.

«Están invitando a la gente a venir aquí ilegalmente», dijo Rubio.

El senador cubanoamericano ha mantenido su apoyo al pueblo en Cuba desde que miles de sus ciudadanos tomaran las calles para pedir libertad durante las manifestaciones del 11 de julio.

Desde entonces Rubio ha sido una voz en el senado estadounidense. Junto a él también se han escuchado las voces de los congresistas cubanos Mario Díaz-Balart y María Elvira.