Un grupo de propietarios de apartamentos vacacionales en Florida ha presentado una demanda contra la administración del gobernador de la Florida por algo que consideran injusto y en contra de la ley estatal.


Los demandantes alegan que la orden ejecutiva de la administración de Ron DeSantis, que permite que ciertos establecimientos de renta vacacional permanezcan abiertos y otros como los suyos tengan que estar cerrados, viola sus derechos constitucionales.

El gobernador emitió una orden ejecutiva el 27 de marzo suspendiendo las operaciones de alquiler de vacaciones con estancias de menos de 30 días. Sin embargo; la orden excluía de esta medida a los «hoteles, moteles, posadas, complejos turísticos, establecimientos de alojamiento público no transitorios o proyectos de tiempo compartido» permitiéndoles continuar abiertos sin interrupción.

Durante la fase 1 de reapertura el gobernador extendió la orden aún más tiempo, y fue entonces cuando el grupo de propietarios, representados por el abogado Patrick Leduc, decidió demandar.

«[La orden ejecutiva de DeSantis] viola la protección de igualdad», dijo Leduc cuando comenzó a enumerar los cinco argumentos en la demanda, solo uno de los cuales debe ser exitoso para que el juez decida a su favor. «La orden no proporciona a nuestros demandantes el debido proceso legal que está protegido por la 4ta, 5ta y 14ta enmienda».


Uno de los demandantes dijo a NBC News que está seguro que el trato preferencial hacia hoteles y resorts, está derivado de la poderosa influencia de los cabilderos de la industria hotelera en el estado de Florida.

Al menos siete personas en el Grupo de Trabajo de Florida de Reapertura del Gobernador Ron DeSantis representan grandes cadenas hoteleras, grupos turísticos o asociaciones de alojamiento. No hay ninguno que represente específicamente a los propietarios de alquileres vacacionales.

Sobre la reapertura un portavoz de la oficina del gobernador dijo a Channel 8 NBC: “Los alquileres de vacaciones se reabrirán, al igual que otros negocios como salones de belleza, peluquerías y salones de tatuajes, tan pronto como la seguridad y el bienestar de Florida los residentes pueden estar mejor seguros «.