El pasado año en Cuba se registraron 11.221.060 millones de habitantes, 18.164 menos que en 2016; las cifras fueron divulgadas este domingo, y muestran una tendencia al descenso.

En la Isla se reportaron 114.971 nacimientos en 2017; esto se traduce en 1.901 menos que en el año anterior; y murieron unas 106.941 personas, lo que significa 7.540 más que en 2016.

Por primera vez en el país caribeño, murieron más personas de las que nacieron, superando las 100.000 muertes en un año.

El artículo publicado en el estatal diario Juventud Rebelde, muestra que tras varios años en ascenso, en 2016 Cuba registró el número de residentes más alto de su historia, un censo reportó a 11.239.224 personas en la Isla.


Sin embargo el pasado año se registraron menos nacimientos en la Mayor de las Antillas, y más fallecimientos simultáneamente, factores como la migración de cubanos jóvenes a otros países han propiciado que se den menos alumbramientos en la Isla, según analistas del Centro de Estudios de Población y Desarrollo (Cepde) en el informe “Estudios y datos de la población cubana, 2017”.

De acuerdo a los especialistas el saldo migratorio se ubicó en algo más de 26.100 personas (8.943 por encima de la cifra de 2016), y unas 35.908 personas establecieron su residencia permanente en otros países, además se reporta una disminución de las personas que se afincaron en Cuba, el número disminuyó en 3.957; para un total de 13.671.

Es tan crítica la situación del envejecimiento poblacional, los grupos migrando, y la creciente disminución de nacimientos; que los investigadores han elaborado el informe porque ven la necesidad de revertir de alguna manera la magnitud del decrecimiento poblacional en la Isla; donde la población decreció un 74% en los 168 municipios de Cuba.

La Habana mantiene la mayor densidad demográfica del país con 292, 4 habitantes por kilómetro cuadrado, concentrando el 19% del total de la población en del país caribeño.

Luego le siguen Santiago de Cuba, Artemisa y Holguín, con estimados superiores al promedio nacional de 102,3 habitantes por kilómetro cuadrado.

Otro dato que influye en la disminución de los alumbramientos, es que a fines de 2017 la población femenina superaba la masculina; frente a un 49,8% de hombres había un 50, 2% de mujeres.

En Cuba el 20,1% de la población supera los sesenta años, el Gobierno no sabe cómo hacerle frente a esta tendencia, que supondría crear toda una red de espacios para las personas de la tercera edad, con los que el país no cuenta, un país que vive una perenne crisis económica.

(Con información de Martí Noticias)