Cubanoamericano Mauricio Claver-Carone (Imagen tomada de TN23Noticias)

El cubanoamericano Mauricio Claver-Carone, asesor especial del presidente Donald Trump y director principal de división de Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo Nacional de Seguridad , declaró se ha incrementado «sustancialmente» la cooperación con México, Guatemala, Honduras y El Salvador, en lo que concierne a cuestiones migratorias, además aseguró que la política exterior estadounidense está entrando en una «nueva era».


Washington advirtió que tomaría tres medidas en materia migratoria, una eliminar los vacíos en la ley de asilo, la siguiente cambiar la relación hacia el bloque del Triángulo Norte, con un trato más bilateral, y aplicará más «agresivamente» sus leyes dentro del país.

Claver-Carone expresó que los tiempos en que grupos criminales tergiversaban la ley, usando los agujeros de la misma, y «mintiendo para poder llegar a EEUU ilegalmente» han acabado.

La administración Trump ha reforzado su frontera, y será firme con quien intente ingresar de manera ilegal a Estados Unidos, quienes infrinjan las leyes serán detenidos y devueltos a sus países de origen, aclaró el abogado que funge como asesor especial del presidente.

Asimismo expuso que Washington está comprometido a ayudar, a través de agencias como el Acnur (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados), en el proceso para contener a migrantes que busquen asilo en EEUU.


Desde el jueves Estados Unidos dio a conocer que ya está vigente la negación de asilo a quien lo solicite en la frontera sin haber pedido refugio antes, en algunos de los países que cruzó.

Según Claver-Carone, se ha dado un giro en la relación con el bloque del Triángulo Norte, conformado por El Salvador, Honduras y Guatemala, con quienes EEUU busca profundizar sus relaciones bilaterales de manera individual.

El nuevo enfoque en la política tiene como meta la cooperación regional, pero basada en relaciones bilaterales.

«Hasta cierto punto hemos entrado en la historia moderna en esto de referirnos al Triángulo Norte, porque hasta cierto punto es una falta de respeto para estos países que son independientes y soberanos, así es que es una nueva era de nuestra política», aclaró.

De igual modo el Gobierno estadounidense incrementará «agresivamente» las leyes migratorias con trabajadores indocumentados y castigarán a los empleadores también, porque estarían violando las leyes, anunció el alto funcionario.