Donald Trump sobre asilo político

Ya no se podrán usar «los agujeros» de la ley de asilo político para fomentar la migración irregular, advirtió ayer jueves Mauricio Claver-Carone, asesor especial del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y director superior de la división de Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional.


El cubanoamericano dijo que EEUU está «reforzando su frontera» e incrementado la ley de migración.

Claver-Carone también denunció que organizaciones criminales han estado lucrando con la trata de personas, y usando como herramienta «los agujeros» de la ley de asilo.

El asesor especial de Trump adelantó que para que la medida no se convierta en «un mecanismo falso» que propicie la migración económica, Estados Unidos «apoyado por la Corte Suprema de Justicia» tendrá la facultad de devolver a las personas que busquen asilo político al primer país que le concedió el salvoconducto.

Según Claver-Carone, se le negará la petición de asilo, a todos los migrantes que no hayan pedido asilo en otros países, por los que han pasado, pues Washington se ha propuesto que exista un «proceso ordenado para la migración legal», por lo que aquellos que intenten entrar a EEUU de manera ilegal, serán detenidos y deportados a sus países de origen.


Sin precisar estadísticas, el asesor del presidente estadounidense dio a conocer que la mayoría de los migrantes que han solicitado asilo del Triángulo Norte de Centroamérica, una de las zonas más pobres y violentas del mundo formada por Guatemala, Honduras y El Salvador, lo hicieron por razones económicas.

También mencionó que menos del 10% de los migrantes aplicaron al asilo, como estipulan las leyes internacionales.

Los refugiados, de acuerdo a Acnur, son aquellas personas que huyen «para salvar sus vidas o preservar su libertad», y los que van en búsqueda de un trabajo en el extranjero no pueden considerarse refugiados.

Claver-Carone insistió en que la normativa de asilo se ha estado utilizando como «una excusa» para «tergiversar el sistema legal» de EEUU, y puntualizó que los puntos ciegos de la ley «ya no existirán».

Cubanos, venezolanos y nicaraguenses que viven bajo regímenes «dictatoriales» también deberán solicitar asilo en los países de tránsito, como parte de un proceso organizado de cooperación regional, para que sus vidas no peligren, reconoció.