Foto: Pixabay

El periódico oficialista Invasor ha publicado un reportaje en el que asegura que si la tercera ola de la pandemia de Covid-19 se ha cebado en la población en edades pediátricas ha sido porque la percepción del riesgo en adultos ha bajado a niveles mínimos, al tiempo que informó la justicia en la Isla contempla condenas de cárcel, para los padres de menores que violen las medidas dispuestas para contener el virus, recoge Diario de Cuba.


Según Mariela Suárez Álvarez y María Félix Arocha Hernández, fiscales del departamento de Protección a la Familia y Asuntos Jurisdiccionales de la Fiscalía provincial en Ciego de Ávila, «la responsabilidad es de los adultos».

El medio oficialista crítica que se hizo común que los pequeños jugaran en la calle con los otros niños, que «tomen del mismo vaso que la abuelita, abrazara al familiar procedente del extranjero o saliera sin el nasobuco».

De igual modo habla del caso de los menores de edad en la etapa de la pubertad, «los adolescentes volvieron a los parques de la wifi, hicieron fiestas, se pasaron el celular de mano en mano».

Ambas fiscales advirtieron que el incumplimiento del deber de proteger a los menores se sanciona, de acuerdo a la Constitución y al Código de la Familia en Cuba.


Asimismo recordaron que la Resolución 128 de 2020 del Ministerio de Salud Pública, dispone la obligatoriedad del uso del nasobuco en todos los espacios, de igual modo penaliza la presencia de los niños y adolescentes en las calles, cuando el Gobierno ha indicado estar en casa el mayor tiempo posible.

Para María Victoria Sifonte Ayup, fiscal jefa provincial, las autoridades siempre priorizan «las acciones de prevención».

De acuerdo a Sifonte Ayup, «la Fiscalía tiene convenios con organismos y organizaciones de masa para trabajar de conjunto en las comunidades, identificando núcleos familiares vulnerables en el que los niños puedan estar expuestos a riesgos».

La funcionaria aclaró que el Código penal cubano «contempla sanciones de privación de libertad para los padres o tutores legales que cometan el delito de abandono de menores».

Cabe destacar que no se infringe la ley solo por abandonarlos de manera definitiva, sino que la legislación penaliza que los adultos abandonen al niño, por cortos lapsos de tiempo, o si es el caso que incumplen con el deber de brindarles protección y alimento.

«No corresponde únicamente al Estado velar por la seguridad de los ciudadanos, sino también a la familia», declararon las fiscales.

Al menos 37 menores y adolescentes estaban enfermos de coronavirus al cierre del 22 de enero, solo en la provincia de Ciego de Ávila.

Sin embargo, han sido muchos los padres que se han quejado en las redes sociales del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) exigiendo se cierren todas las escuelas del país, y se suspenda el curso escolar hasta que la situación con el Covid-19 pueda volver a controlarse.