Piden una visa humanitaria para niño cubano con Osteogénesis Imperfecta Tipo 3, conocida como la enfermedad de los huesos de cristal/Imagen tomada de CubaNet

Padres de un niño cubano de 15 años con Osteogénesis Imperfecta Tipo 3, también conocida como la enfermedad de los huesos de cristal, están pidiendo una visa humanitaria para salvar la vida de su hijo, informa CubaNet.


Emanuel Gómez Carmona aunque ahora se encuentra estable, «necesita operarse con urgencia», indicó la activista LGBTI Leodán Suárez Quiñones.

Sus padres, Ariel Gómez y Yadira Carmona, ya han contactado con algunas fundaciones en el extranjero, pero la pandemia de Covid-19 ha atrasado una opción para Emanuel.

El régimen por su parte, nunca le ha brindado apoyo a la familia del menor, por el problema que padece, y los progenitores del niño ganan apenas 20 CUC al mes como colaboradores de una iglesia.

Ellos tienen que trasladarse con el muchacho desde Pinar del Río a La Habana, para llevarlo al hospital, sin embargo el Gobierno no les facilita recurso alguno.


Su familia ha tenido que abrir un «bote» en la plataforma de ayuda Leetchi.com, para poder recaudar fondos.

Gómez Carmona ha sido atendido en el Hospital Frank País en La Habana, por alrededor de 20 fracturas, debido al problema congénito que padece.

En ese centro de salud Emanuel ha sido víctima de negligencias médicas que le han provocado deformidades en fémures y cadera.

El adolescente no puede caminar desde 2015, sus padres fueron quienes contactaron con la fundación AHUCE de OI, en España, y dos especialistas viajaron a la Isla para operarlo a él, y a otros tres pequeños con la misma enfermedad.

Las intervenciones quirúrgicas fueron todo un éxito, pese a que los médicos europeos fueron menospreciados y maltratados en Cuba.

No obstante, pese a los buenos resultados de la operación, el niño fue víctima de malas prácticas en el hospital estatal, y desarrolló una escoliosis aguda.

La fundación AHUCE, luego de que los padres del menor la volvieran a contactar, ofreció nuevamente ayuda para tratar el caso de Emanuel, sin embargo no se pudo concretar un tratamiento, porque el hospital cubano no brindó los documentos legales del paciente, entre otras cuestiones burocráticas que entorpecieron la colaboración de los médicos extranjeros.

Su salud se ha deteriorado bastante, y las opciones médicas con las que cuenta en Cuba son nulas, de ahí que la familia esté desesperada pidiendo ayuda.