Periodista independiente desea que los cubanos no dependan de remesas, sino que puedan crear su propia riqueza/Imágenes tomadas de redes sociales

El director del medio independiente La Hora de Cuba, Henry Constantín Ferreiro expresó en redes sociales el país que quiere para los cubanos en un futuro cercano, donde ellos mismos sean capaces de generar sus «riquezas». Las declaraciones del periodista llegan luego de que se diera a conocer la decisión de la Administración de Donald Trump esta semana, de prohibir las remesas, a través de compañías controladas por los militares.


«El fin de Western Union en Cuba será el inicio de la mayoría de edad económica para muchos cubanos, que hasta el día antes han dependido de esas remesas para vivir, y ahora tienen el dilema terrible en una isla hambreada de sobrevivir sin ellas, o encontrar otras vías para recibirlas», sentenció Constantín Ferreiro.

Captura de pantalla

«La Cuba de mis sueños no es una Cuba de remesas desde la prosperidad ajena, sino de creación libre de riqueza propia, de gente que no tenga que decir «mándame», sino «qué necesitas». Pero para llegar a ella tenemos que quitarnos de encima a quienes nos obligan a ser pobres», agregó.

«Ellos no le quitaron el envío de remesas ..(cosa con la que estoy en desacuerdo) deberíamos ser capaces de automantenernos…el problema es que las agencias son militares y no le pueden enviar los dólares a los militares…», indicó en uno de los comentarios una usuaria identificada como Oleima Puebla.

«Hermano completamente de acuerdo contigo….nos hemos acostumbrado tanto al pedir que hasta lo vemos normal….que lindo ese día que cualquier cubano se puede comprar lo que desee con su sueldo…», comentó Hendryd Limia Pérez.


Aunque muchos estuvieron de acuerdo con el reportero, otros manifestaron su preocupación o desacuerdo con el tema.

«Si les quitan las remesas se mueren de hambre todos. Las remesas no son un fenómeno único de Cuba. Eso es en todas las partes del mundo y no constituye nada para que Cuba cambie o no hacía una dirección positiva», sugirió Alexei García Cid.

«En mi infancia no se hablaba de las remesas desde EEUU. Mi abuelo, retirado de los ferrocarriles en Cuba, le enviaba dinero a mi tía en Chicago. También le mantenía su filiación a la clínica El Sagrado Corazón en el Vedado. Recuerdo haberla visitado allí en ocasión de una operación», contó Oscar Visiedo haciendo referencia a la vida en la Isla, antes de la llegada de Fidel Castro al poder en enero de 1959.