Luego de haber contraído matrimonio en una fastuosa boda en febrero del pasado año, el cantante y compositor estadounidense Nicky Jam se divorcia de su esposa, la modelo colombiana Angélica Cruz, tras apenas 18 meses de casados.

Sin embargo, la colombiana recibirá una fortuna por el divorcio, según un acuerdo prenupcial que habían firmado, el reguetonero de ascendencia boricua deberá pagarle una cuota de manutención de miles de dólares, pero la cosa no se queda ahí, el músico adquirió en los últimos años una mansión valorada en 2.5 millones de dólares, y según informaron en el programa El Gordo y La Flaca, a Angélica le pertenece la mitad, es decir, 1.250.000.000 dólares.

En Suelta La Sopa, otro programa dedicado a la farándula, mostraron el documento de divorcio, y la pareja argumentó para la separación legal “diferencias irreconciliables”.

Nicky Jam y Angélica mantuvieron una relación lejos de las cámaras y los flashes, los verdaderos motivos del divorcio se desconocen, pero ambos llegaron a un acuerdo muy civilizado según periodistas de la prensa rosa.