Netflix Red Avispa

Netflix pidió dos semanas para responder a los abogados de Ana Margarita Martínez su carta que reclama que la película La Red Avispa (WASP Network) sea retirada o enmendada.


La película reclama que está basada en hechos reales; sin embargo, Martínez está en desacuerdo con este reclamo así como la forma en que se exhibió su personaje en la producción.

Los representantes legales de Martínez accedieron y le concedieron a Netflix el plazo solicitado, reveló el viernes uno de ellos, Leon Hirzel, en el programa de Radio Televisión Martí Levántate Cuba. Hirzel reveló que habían accedido a la solicitud de Netflix pero pedido que se retirara la película de la plataforma durante estas dos semanas pero que Netflix no lo hizo.

“Si después de haber recibido nuestra carta y peticiones de miles y miles de cubanoamericanos residentes en Miami ellos siguen [exhibiéndola] sin saber si es realidad o ficción, hasta que hablen con el productor de Francia, eso sería algo muy malicioso de parte de Netflix, y esperamos que la quiten, por lo menos temporalmente”, dijo Hirzel.

Hirzel explicó que la carta enviada a Netflix da un plazo de cinco días antes de presentar una demanda oficial para retirar la película de su plataforma o para incluir una aclaración de que no está basada en hechos reales.

“También nos dicen que ellos tienen que hablar con el productor de la película, basado en Francia, y que como es agosto los negocios en Francia están cerrados y no se pueden comunicar con el productor”, que está de vacaciones, relató.


“Parece que Netflix reconoce que ellos no saben la verdad, si es cierto que la película está basada en hechos reales, como dice, y parece que no pueden evaluar nuestra carta” hasta tanto hablen con los productores, declaró el abogado.

La Red Avispa es una película de ficción, y si fuera presentada así no habría caso, explica. “Hay caso porque dicen que es verdad, [pero] es completamente diferente a la historia real; ya está bien establecido”, añadió.

El largometraje identifica claramente a Martínez, a José Basulto y a otras personas, y al final muestra sus fotos, dijo Hirzel.

“No hay dudas de a quién se refieren; entonces, no solamente deberían quitar del principio de la película cuando dice que está basada en hechos reales; debe decir claramente, para que todos sepan, que es una película de ficción, y no identificar a personas de la vida real cambiando la historia real”.

El filme los hace lucir como criminales, como terroristas, como si estuvieran involucrados en el tráfico de drogas, y ni Basulto ni Hermanos al Rescate ni Jorge Mas Canosa estaban involucrados en actos terroristas ni en el narcotráfico, aseguró.

“Ellos los pintan así, y es según la propaganda del gobierno comunista de Cuba”, dice el abogado. De esa forma justifican el asesinato de los pilotos de Hermanos al Rescate, agrega.

Hirzel asegura que su clienta fue una víctima del régimen y que su vida fue totalmente falsificada en la película.