El exjefe de sicarios del líder del narcotráfico del Cartel de Medellín, Jhon Jairo Velásquez Vásquez, comúnmente conocido como «Popeye», murió este jueves en Bogotá a causa de un cáncer de esófago metastásico.

La noticia fue confirmada por el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (Inpec), y el Instituto Nacional de Cancerología.


Al momento de su muerte, «Popeye» se encontraba hospitalizado en fase terminal de la enfermedad. Tras su ingreso el 31 de diciembre se confirmó que la enfermedad había alcanzado sus pulmones e hígado, entre otros órganos.

«Popeye» asesinó a más de 300 personas mientras trabajaba para Pablo Escobar, y como jefe de sicarios del cartel de Medellín participó en unos 3,000 homicidios en las décadas de 1980 y 1990.

Durante sus más de 23 años de prisión dio múltiples entrevistas en las cuales nunca mostró arrepentimiento. En una de las tantas entrevistas «Popeye» reveló que durante los años de auge del cartel hubo contacto entre Escobar y la dictadura castrista de la Isla.


«Popeye» nació en la población de Yarumal, Antioquia, fue uno de los más temibles asesinos del cartel de Medellín y sus acciones delictivas estuvieron ligadas a sucesos que en Colombia causaron gran consternación como el asesinato del excandidato presidencial Luis Carlos Galán Sarmiento, el atentado al avión de Avianca que dejó 107 muertos y la bomba al edificio de la policía secreta de Colombia.