Movimiento San Isidro denuncia hostigamiento policial contra uno de sus miembros/Imagen de archivo

El Movimiento San Isidro denunció hostigamiento policial contra uno de sus miembros y su familia, se trata de Adrián Rubio, uno de los más jóvenes del MSI, quien fue citado por la policía política este martes.


Adrián se encontraba en casa de la opositora Anyell Valdés, cuando el jefe del sector entregó la citación a la madre del opositor, y ésta la rechazó.

Según declaraciones del activista y de otros acuartelados de San Isidro, la misma no cumple con requisitos de legalidad.

El jefe del sector se molestó y le dijo a la madre de Rubio que el joven debía presentarse para una «entrevista» en la unidad de la policía en el municipio del Cotorro, donde él reside.

«…Queremos recordar que no es la primera vez que este tipo de atropello sucede con Adrián y con su familia, ya existe una larga historia de hostigamiento que incluye: detenciones arbitrarias, vigilancia y arrestos domiciliarios, actos de repudios, agresión con botellas a la casa por parte de vecinos mandados por la Seguridad del Estado, maltrato a Adrián en medio de las detenciones con despojo de sus pertenencias, ya sea de su dinero o teléfono. Algunas de estos hechos injustos contra Adrián ya han sido denunciados por organismos internacionales, entre ellos Amnistía Internacional», acotó la declaración de los miembros del MSI.


Publicada por Anamely Ramos González en Martes, 26 de enero de 2021

«La propia actitud y palabras del Jefe del sector no se corresponden con el cargo que ostenta y constituye un abuso de poder, evidentemente presionado por la Seguridad del Estado que normalmente es la que se esconde detrás de estas citaciones, haciendo todavía más ilegal el procedimiento», añadieron.

«Todo eso que ocurrió se llama usurpación de funciones y puede estar sujeto a una acusación formal. Denunciamos esas arbitrariedades. Respeten las leyes cubanas, ustedes que supuestamente son los agentes que deben velar por su cumplimiento. Hagan su trabajo y persigan a los verdaderos delincuentes», sostuvieron.

Tanto Adrián como otros opositores fueron detenidos la semana pasada, por salir a las calles vistiendo uniformes de pioneros y portando carteles contra la dictadura.