El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel reconoció la existencia de “ilegalidades” y “chapucería” en el sistema de Salud Pública, aunque no precisó exactamente a que hacía alusión.

Díaz-Canel evaluó el trabajo de la atención médica, la prevención de enfermedades y el sistema de higiene y epidemiología cubano durante un encuentro con funcionarios del sector, reporta Diario de Cuba.

Un reporte del noticiero de la televisión estatal indicó que el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, analizó la reparación de centros asistenciales y la docencia, entre otros temas, y añadió que era un sector “muy sensible para la población”.

“Tenemos muchos logros, pero estamos presionados por la situación económica y financiera (…) y esto solo lo atenúa el buen trato y la calidad de los servicios”, detalló.


El mandatario hizo un llamado a trabajar con ética y profesionalidad, así como a “eliminar las ilegalidades y las chapucerías”.

Desde hace años, los cubanos vienen cuestionando la “gratuidad” de la Salud Pública en la Isla, puesto que deben pagar o hacer regalos en muchas ocasiones a los galenos para ser tratados adecuadamente.

El régimen envía a centenares de profesionales de la salud al exterior, y con mucha frecuencia pacientes del país caribeño se quedan sin atención especializada.

La principal fuente de ingresos del Gobierno cubano es la venta de servicios profesionales, fundamentalmente médicos, el Estado se queda con hasta el 75% de lo que pagan los países de destino en salarios a los profesionales cubanos.

Pero esos ingresos no se invierten en el sistema de Salud Pública, dado que los centros hospitalarios en Cuba cada vez sufren un mayor deterioro.

“Es posible que en ocasiones resulten insuficientes los recursos financieros para llevar a cabo determinadas acciones, pero lo que no puede faltarnos es cultivar el detalle en el servicio que ofrecen nuestras instituciones de salud y cuidar que no se deterioren innecesariamente los equipos médicos ni las instalaciones”, apuntó el gobernante, según la prensa estatal.

José Ángel Portal, titular de Salud cubano, contabilizó a los profesionales, y mencionó que en la Isla hay 92.000 galenos, y un total de 482.000 trabajadores de la salud.

En la actualidad existen más de 10.800 consultorios médicos de la familia, 450 policlínicos, 12 institutos, 29 bancos de sangre, 13 universidades, 150 hogares de ancianos, y 25 facultades de Ciencias Médicas, puntualizó Portal.

El ministro cubano hizo énfasis en la problemática del envejecimiento poblacional, aunado a la disminución de la fecundidad y natalidad, y dijo se implementan medidas para resolver esta situación.

(Con información de Diario de Cuba)