Díaz-Canel encuentro con Andrés Manuel López Obrador en México (Imagen tomada de OnCuba)

Migrantes cubanos que esperan su proceso de asilo político en EEUU, del lado mexicano, se han preocupado tras la visita del designado gobernante Miguel Díaz-Canel al país azteca, reporta CubaNet.


«Estoy preocupado porque sabrá Dios lo que van a tramar esos dos que se llevan tan bien, seguro que bueno no es para todos los migrantes que estamos aquí… pero vamos a ver cómo salen las cosas con ellos», expresó el cubano René Chacón de 31 años sobre la relación de Díaz-Canel con el presidente mexicano de corte izquierdista Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Según Chacón, su padre un taxista en La Habana parado por la crisis de combustible, lo llamó para alertarlo, ante el temor de que una disposición del Gobierno mexicano y cubano, que pueda hacer regresar al país caribeño a los casi 10 mil migrantes de la Isla que se concentran en Ciudad Juárez, fronteriza con El Paso, Texas.

Chacón salió de Cuba hacia Guyana hace 10 meses, desde entonces cruzó doce países, y en mayo pasado llegó a México, donde aún espera su proceso de solicitud de asilo en territorio estadounidense.

«Yo me pasé 45 días preso en Tapachula, en Siglo XXI (estación migratoria), y el maltrato hacia todos fue brutal», reveló.


Tanto Chacón como otros isleños en la misma situación están atemorizados, con que una decisión política entre ambos presidentes pueda quitarles la oportunidad de emigrar a EEUU.

Para todos aumentó la preocupación al enterarse de que el gobernante cubano se reuniría también con la máxima autoridad del Instituto Nacional de Migración de México, Francisco Garduño, el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard, entre otros ministros mexicanos.

Anteriormente AMLO elogió las relaciones entre México y Cuba, y calificó de «muy importante» la visita de Díaz-Canel, que tuvo lugar ayer jueves 17 de octubre.

«Todos los presidentes cuando viajan al exterior se preocupan por su gente, menos el presidente de Cuba, porque a esos presidentes los eligen libremente sus gentes», indicó un cubano que prefirió no revelar su identidad.

«Que se quede en la isla, que es allí donde tiene que solucionar los problemas. Creo que la visita nos perjudica un poco, como que estamos un poco asustados. Venimos huyendo de un país castrista, no estamos de acuerdo con el gobierno, no sabemos en verdad qué es lo que nos espera después que él se vaya», comentó Ismael Escalona, otro migrante cubano que habló por muchos.

«De bueno, nada, es para aumentar las deportaciones, ni saliendo de Cuba acabamos de salir de este señor. No más comunismo. Viva Cuba Libre, abajo la dictadura. Por su culpa estamos pasando por estas cosas terribles», opinaron otros cubanos que no se atreven a decir sus nombres, porque temen represalias contra sus familiares en la Isla.

Aunque no se conocen a ciencia cierta las cifras de cubanos deportados desde México, se sabe que las excelentes relaciones de AMLO con Cuba han propiciado un mayor número de repatriaciones de isleños.

Por su parte el Gobierno cubano no se ha pronunciado por las situaciones al límite que experimentan muchos cubanos que esperan solicitar asilo en Estados Unidos, y que ahora se encuentran en México.

Ernesto Soberón, director general de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes en el Exterior, el canciller Bruno Rodríguez, y los ministros de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, y de Energía y Minas, Raúl García, acompañaron a Miguel Díaz-Canel en su visita a México.

Diario de Cuba reportó que Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, presidente del consorcio militar GAESA, y ex yerno de Raúl Castro, también estuvo dentro de la comitiva de la visita del gobernante cubano al país azteca, de pero de «incógnito».