Médicos cubanos denuncian las precarias condiciones de los hospitales en la Isla, en el contexto de la pandemia/Imagen de archivo

Un informe que publicó el estatal Ministerio de Salud Pública (MINSAP), en su propio sitio web, da cuenta de las pésimas condiciones hidrosanitarias de casi 40 instituciones de salud en La Habana, algunas con fosas desbordadas, y suministro de agua a través de pipas, entre otros serios problemas, reporta Radio Martí.

El informe es parte de lo que admiten las autoridades sanitarias en la Isla, sin embargo las quejas de la población van a lo más profundo de una crisis multifacética.


El doctor Santiago Márquez Frías, residente en Manzanillo, Granma, apuntó que siguen empeorando los problemas en el hospital provincial Clínico Quirúrgico Celia Sánchez Manduley.

«Aquí mismo, en el hospital Celia, hay una sala que está destinada para los extranjeros y allí no falta nada. Sin embargo, para la atención a la población falta un importante grupo de medicamentos, así como material quirúrgico y los desinfectantes».

Según el galeno, «también hay grandes limitaciones con las jeringuillas y los guantes quirúrgicos. Es un desplome casi total», puntualizó.

Mientras, el médico tunero Johan Pérez Leyva dijo mediante sus redes sociales que en el hospital de Las Tunas, no hay combustible para las ambulancias, una problemática ya muy reiterada en el país.


Por su parte, la enfermera intensivista Niurka Carmona, radicada en Palma Soriano, denunció la terrible situación de los centros de salud del territorio oriental.

Carmona indicó «los hospitales están destruidos, los equipos sanitarios no sirven, falta el abasto de agua en muchos de centros de salud»

«No hay algodón, no hay gasas, no hay antibióticos…», enumeró.

«Ya en condiciones normales, antes de la pandemia, los médicos tuvimos casi que convertirnos en innovadores, por tanto, no me sorprende que en estos momentos exista un colapso, no solo en los hospitales, sino también con todos los medios de protección y atención de pacientes», señaló Alexander Raúl Pupo Casas, médico hostigado por el régimen por manifestar sus opiniones políticas.

De acuerdo a Pupo Casas, el hospital Ernesto Guevara de la Serna, en la ciudad de Las Tunas, no cuenta con reactivos para los diferentes exámenes, y son los pacientes los más afectados con la situación.