Médico cubano cuestiona que existan «10 veces más patrullas» para reprimir, que «ambulancias» para enfermos/Imágenes tomadas de redes sociales

Manuel Guerra, el joven médico cubano que ha alcanzado visibilidad en las redes por sus opiniones políticas y por solidarizarse con su colega Alexander Raúl Pupo Casas, quien fue expulsado de la residencia estudiantil en Las Tunas por atreverse a disentir en internet, ha vuelto a arremeter contra el régimen.


En este caso el galeno holguinero ha criticado el sistema de Salud Pública de la Isla. Guerra ha afirmado que en Cuba hay «10 veces más patrullas policiales que ambulancias» para atender a los enfermos.

Buenas tardes: He intentado por todos los medios mantenerme lo más al margen posible de todo lo relacionado con Política…

Publicada por Manuel Guerra en Martes, 19 de enero de 2021

«Si alguno de ustedes, mis amigos de Facebook, ha visto alguna de las fotos en las que hemos asistido algún que otro parto en el Hospital donde actualmente trabajo no es gracias a nuestra ‘aguerrida Revolución’ ni mucho menos a nuestros ‘maravillosos gobernantes’, sino a una paupérrima administración que ha provocado que existan 10 veces más patrullas policiales que ambulancias y cuando hemos solicitado alguna de estas últimas por estar frente a un trabajo de parto y debemos trasladar la gestante al Hospital Provincial, esta se ha demorado demasiado o simplemente no ha llegado», explicó.

«¿Por qué no se demora la patrulla o la guagua donde transportan a los oficiales represores cuando algún cubano se pone valiente en una cola y canta las 7 verdades? ¿Por qué no demoraron los agentes que desaparecieron al joven Luis Robles? ¿Por qué no se demoró ni 3 minutos la patrulla que me secuestró sin motivo alguno de mi casa el pasado 29 de noviembre solo por expresarme libremente en las redes sociales?», cuestionó.


Guerra recalcó que «un país donde la Constitución defiende los intereses de los ministros y gobernantes y deja de lado los intereses del pueblo, no funciona».

El profesional de la salud también arremetió contra los puestos que está ofertando el Ministerio del Interior (MININT), en el que un «educador penal» o carcelero, cobrará 6.000 CUP, un ingreso superior al de un médico.

«Exigimos un Gobierno justo y democrático, que nos escuche y que se respete nuestro criterio», reiteró.