Problemas de la vivienda en Cuba. Foto: Cuba en Miami

Poco más de 11.000 personas continúan sin vivienda en Santiago de Cuba, luego de que perdieran hace seis años atrás sus casas por el azote del huracán Sandy, que dejó unas 171.380 viviendas afectadas, de acuerdo a estadísticas oficiales.


El periodista Yosmani Mayeta que concedió una entrevista a Radio Martí expresó que han sido muy pocos lo que se han beneficiado de la lenta recuperación, y miles de familias continúan desamparadas.

Mayeta también denunció que el centro histórico de la ciudad y sus principales plazas, parques y calles, «son las únicas que están supuestamente reparadas».

Las autoridades partidistas ahora a seis años después del paso del meteoro, se han dado cuenta de que «no han podido solucionar las problemáticas que tienen de derrumbe total de estas personas afectadas, y han optado por hacerles casas totalmente de madera -que es tipología 4- que a la larga van a volver a derrumbarse», comentó el periodista.

Las edificaciones que se construyeron para los damnificados en esa ciudad del Oriente cubano, han sido vendidas por funcionarios corruptos de la Unidad Municipal Inversionista de la Vivienda, reveló el reportero.


Mayeta vive en el Distrito 3, y explica que «el director de Vivienda, conocido como Leudis, es una de las personas que están al frente de la entrega supuestamente de estas viviendas», sin embargo en lugar de entregarlas a las personas vulnerables, la mayoría «son vendidas por el valor de 15.000 pesos en moneda nacional a personas de otra provincia».

22.000 viviendas pretende ejecutar el Plan General de Ordenamiento Urbano de la Ciudad de Santiago de Cuba para 2029, teniendo en cuenta a los afectados por el fenómeno climatológico.

Santiagueros que viven en construcciones temporales con muy malas condiciones, se quejan de la falta de atención del Estado.

(Con información de Martí Noticias)