Marco Rubio solicita al Departamento de Estado y a la Casa Blanca revisar acuerdo entre la MLB y el Gobierno cubano

El acuerdo entre la MLB y el régimen de La Habana, que permitirá a los peloteros de la Isla ser contratados por los equipos de Grandes Ligas, ha desatado las críticas de buena parte de la comunidad cubana en el exilio, los cuestionamientos más fuertes vinieron de la voz del senador cubanoamericano Marco Rubio, y del congresista Mario Díaz-Balart, reporta Martí Noticias.


Ambos han señalado que el acuerdo institucionaliza la explotación, y el tráfico de beisbolistas.

«Sería inmoral para una organización de Estados Unidos participar en el tráfico humano que enriquece al régimen que oprime al pueblo cubano», tuiteó Díaz-Balart.

«Afortunadamente, tenemos un presidente que se solidariza con el pueblo cubano. Confío en que no facilitará ningún acuerdo de explotación para beneficiar a un régimen con un historial de derechos humanos atroz y que se opone a los intereses de los Estados Unidos en todo el mundo. @POTUS«, añadió el legislador de origen cubano.


Díaz-Balart expuso que los jugadores cubanos deben tener total libertad de negociar sus propios contratos, por lo que el convenio de la MLB de «ceder los derechos de los peloteros al régimen cubano, que se beneficia del trabajo de los peloteros, sería institucionalizar su explotación».

Por su parte, Marco Rubio dijo en Twitter que ha solicitado al Departamento de Estado y la Casa Blanca revisar el acuerdo entre las Grandes Ligas y la Federación Cubana de Béisbol.

El senador republicano comentó que bajo los anunciados arreglos, el Gobierno cubano estaría realizando una operación oficial de «tráfico de peloteros».

«El Departamento de Estado debe tomar una decisión al respecto», agregó vía Twitter.

En declaraciones de la Casa Blanca al diario estadounidense The Washington Post, se afirmó que el acuerdo podría enfrentar obstáculos, puesto que una «entidad cubana estaría obteniendo un porcentaje de los ingresos de atletas que están intentando vivir y competir en una sociedad libre».

Por otra parte, la MLB ha confirmado que su licencia con el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos está vigente, las Grandes Ligas obtuvieron dicha licencia por medio de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) para poder comerciar con la Federación Cubana de Béisbol, en 2016.