Manifestación de cubanos en Nueva York para denunciar complicidad de Meliá con la dictadura en la Isla/Imágenes tomadas de redes

Manifestación de exiliados cubanos en las afueras del Hotel Meliá de Nueva York, ayer sábado 19 de marzo, con el objetivo de denunciar la complicidad de la empresa española con la dictadura en la Isla.


Según publicaciones de Enrique del Risco, uno de los activistas cubanos que acudió a la protesta pacífica, antes de la manifestación el grupo de exiliados envió una carta a los directivos de Meliá, explicándoles la razón de su incomodidad por los negocios entre el régimen y la compañía ibérica.

La misiva estuvo dirigida al dueño y fundador de Meliá, Gabriel Escarrer Juliá, y a su hijo CEO de la compañía, Gabriel Escarrer Jaume.

A continuación Cuba en Miami reproduce de manera íntegra el texto de la carta:

Como deberían saber, Cuba, el país en el que su compañía tiene importantes intereses económicos es una dictadura desde hace más de seis décadas. Durante todo ese tiempo se le ha vedado a sus ciudadanos expresarse libremente, prohibición que se desestimaba ante la creencia generalizada de que todos los cubanos pensaban de forma idéntica a su gobierno y estaban totalmente contentos con cada una de sus decisiones.

Desde el 11 de julio de 2021 esa creencia -absurda donde las haya- ha perdido todo asidero con la realidad. Ese día decenas de miles de ciudadanos salieron a las calles de la isla a protestar contra su gobierno y este reaccionó de la manera más brutal posible: reprimiendo violentamente a los manifestantes y deteniéndolos por centenares. Desde entonces buena parte de estos detenidos siguen en prisión habiendo sido condenados muchos de ellos a largas penas de cárcel por cargos fabricados: hasta esta semana han sido 128 los condenados a penas que suman 1916 años de cárcel. Otros esperan en prisión —en condiciones terribles— a ser enjuiciados sin las mínimas garantías procesales.


No acusamos a Meliá Hotels International de reprimir al pueblo cubano ni de encarcelar a cientos de sus ciudadanos incluidos mujeres, niños y personas en delicado estado de salud. Sí acusamos a Meliá en cambio de ser cómplice de los represores y carceleros del pueblo cubano.

Como representantes de una compañía que ha prosperado en una sociedad democrática —basada en el derecho elemental de sus ciudadanos de expresarse libremente— debería repugnarle la sola idea de hacer negocios en países que les nieguen tal derecho a sus propios ciudadanos. Como no parece ser así, hemos decidido recordarle al mundo democrático que Meliá Hotels International colabora con un régimen que encarcela a sus ciudadanos por expresarse libremente. A partir de ahora lanzaremos una campaña de protestas contra su empresa que no cesará hasta ver libres a todos los prisioneros de conciencia en la isla.

Firman Cubanos libres por el mundo

Los exiliados cubanos asistieron a la protesta con carteles como «Cuba tu paraíso, mi prisión», «Libertad para los presos políticos en Cuba», y «Meliá hace negocios con violadores de los derechos humanos».

También fueron colgadas frente al hotel decenas de imágenes de presos políticos cubanos, entre ellos José Daniel Ferrer, Luis Manuel Otero Alcántara, Maykel (Osorbo) Castillo Pérez, y los adolescentes encarcelados por manifestarse el 11J.