Luis Manuel Otero Alcántara y el activista Oscar Casanella en Damas 955, 1 de diciembre 2020 /Imagen tomada de redes sociales

Luego de permanecer más de cien horas en el Hospital Manuel Fajardo, en La Habana, Luis Manuel Otero Alcántara fue puesto en libertad ayer martes 1 de diciembre. El coordinador del Movimiento San Isidro en conversación vía internet con Diario de Cuba, dijo que estuvo literalmente preso en la instalación hospitalaria.


Según el artista, se dio cuenta de que ellos querían tenerlo allí por mucho tiempo, y esa fue una de las razones que lo condujeron a abandonar la huelga de hambre, después de diez días de haberla comenzado.

Otero Alcántara reveló que en el hospital no le permitían asomarse al balcón ni moverse sin ser vigilado.

«Si iba al baño era con un seguroso. Eran tres segurosos que se turnaban cada 24 horas. Iban al lado mío, si me bañaba, estaban al lado mío. Dormía vigilado por ellos, constantemente. No podía asomarme al pasillo… Yo estaba en un hospital-prisión» , confesó.

A diferencia del cuerpo represivo, Luis Manuel asegura que los médicos fueron «atentos» con él.


«Una enfermera fue espectacular, se llama Lourdes Otero, como mi primer apellido, y fue superamable», precisó.

El líder del MSI dijo también encontró «obsesiva» la preocupación de los médicos por su estado de salud.

«Cada cinco minutos me tomaban la presión…sentí que ellos tenían miedo a que pudiera pasarme algo. De hecho, a la hora de moverme en el carro, lo hicieron con tremendo cuidado, me sentí raro, parecía una performance… Indiscutiblemente, tuvieron mucho cuidado conmigo», sostuvo.

El activista reconoció que «estamos en un momento interesante y ellos [las autoridades] creen que soy un símbolo para la gente, y mucha gente se sintió superconectada, sobre todo con el tema de la huelga, que pudiera pasarme algo, eso fue otro factor que me hizo desmovilizarme de la huelga».

El Movimiento San Isidro ha recibido el apoyo de muchos artistas e intelectuales cubanos dentro de la Isla, y en el extranjero, también de organizaciones internacionales de derechos humanos.

Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma. Nunca me he sentido más complacida con esta máxima. Como no…

Publicada por Anamely Ramos González en Martes, 1 de diciembre de 2020

Otero Alcántara, quien se reunió anoche con otros activistas de regresa a Damas 955, La Habana Vieja, cumple este miércoles 2 de diciembre 33 años.

En conversación con CubaNet, el activista explicó «la vida significa mucho ahora mismo para mí», puesto que su «objetivo es la democracia y la libertad de Cuba. Y en este preciso instante mi objetivo número uno es sacar a Denis (Solís) de prisión».